•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La concejala de Asuntos Sociales, Marcelina Elviro, ha iniciado estudios jurídicos y técnicos para solventar la situación de la perrera municipal, ya que, según denunció ayer a El Periódico de Extremadura, su funcionamiento está salpicado de "irregularidades" al no cumplirse el convenio que firmó el PP en el 2003 -entonces al frente del ayuntamiento- con la Asociación Cacereña de Protección Animal, que gestiona el recinto. La edil reiteró que valora y reconoce el "buen trabajo" de las voluntarias, pero afirmó que el convenio no se ha cumplido en varios puntos "porque el PP llevó el asunto en plan caciquil". De hecho, Elviro estudia la posibilidad de sacar la gestión de la perrera cacereña a concurso.

La cuestión es que la protectora todavía no ha cobrado la subvención anual que le corresponde por encargarse de esta instalación (lleva once meses esperando la asignación del ayuntamiento), y tanto el pienso de los animales como sus cuidados veterinarios corren por cuenta de los fondos de la propia protectora (cuotas de socios, donaciones…). Según la concejala, tanto ella como la alcaldesa ya firmaron hace tiempo la orden de pago, "pero el área de Economía, Hacienda y Patrimonio exige un control riguroso del gasto, que las facturas lleguen en tiempo y forma y que estén bien justificadas, y no ha sido así", precisó Elviro.

De hecho, según la información facilitada por la concejala, ya se ha aprobado la concesión de 31.547 euros, y quedan otros 18.997 retenidos a la espera de que la protectora presente documentos acreditativos del gasto. "El problema radica en que el convenio, que estaba bien redactado, no se ha seguido en algunos puntos, porque el PP ha querido quitarse el problema de encima. Existen lagunas", indicó.

La edil agregó que tampoco se ha creado la comisión de seguimiento de la perrera, ni los servicios técnicos conocen su funcionamiento. "Además, todo se tramitaba a través de la Oficina Municipal de Información al Consumidor, cuando corresponde al área de Sanidad, dentro del Instituto Municipal de Asuntos Sociales. Ya tenemos el expediente y nos vamos a responsabilizar de que las cosas se lleven como es debido", reiteró Elviro, quien también ha pedido un informe técnico sobre la perrera. "Se trata de una dejación más de cuantas nos hemos encontrado, es una vergüenza cómo el PP nos dejó la ciudad, y nos va a costar tiempo quitarle la caspa a todos los asuntos", denunció.

La concejala reiteró su "agradecimiento" al trabajo realizado por la protectora en favor de la comunidad, "y vamos a buscar los cauces para que ambas partes solventemos esta situación, tenemos voluntad de hacer bien las cosas", dijo. La principal opción que baraja la edil es la concesión de la perrera mediante concurso público "para que las cosas queden más claras desde el principio", y ya se está estudiando su viabilidad tanto jurídica como técnica. "Quizás finalmente resulte más oportuno continuar con el convenio, pero en otras condiciones", matizó.


Galería de imágenes