Adif, la entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento, aprueba la licitación de la asistencia técnica para el control de obras de la plataforma del subtramo Aldea del Cano-Mérida, incluido en el tramo Cáceres-Mérida de la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura-Frontera portuguesa.

Según recoge el periódico de Extremadura, estos trabajos cuentan con un presupuesto de licitación de 3.526.093,76 euros y un plazo de ejecución de 39 meses, además se inscriben en el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transportes (PEIT), aprobado por acuerdo del Consejo de Ministros de 15 de julio de 2005.

El subtramo Aldea de Cano-Mérida posee una longitud de 16,96 kilómetros que discurren por los términos municipales de Cáceres y Badajoz. Al igual que el resto de la línea de alta velocidad, se ha diseñado como doble vía de alta velocidad en ancho de vía internacional (U.I.C.) para tráfico mixto de viajeros y mercancías en todo el corredor.

Anuncios
Anuncios

Como elementos singulares en su construcción, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias destaca los viaductos sobre el ferrocarril Aljucén-Cáceres, de 25 metros de longitud, y sobre el Arroyo Valdeconde, de 74 metros de longitud, además del túnel de Puerto Viejo, de 1.000 metros de longitud y 105 metros cuadrados de sección libre.

Los principales beneficios de la construcción del subtramo Aldea de Cano-Mérida y, consecuentemente, de la esta línea ferroviaria de alta velocidad Madrid-Extremadura-Frontera portuguesa, serán el establecimiento de una nueva relación ferroviaria de alta velocidad entre Cáceres-Mérida-Badajoz.

Esta obra va a ser cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, a través del Programa Operativo Fondo de Cohesión-FEDER 2007-2013. La tasa de cofinanciación es del 80%.