•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cáceres no será la sede de la sexta edición del festival Extremúsika, que habitualmente se celebraba en el mes de abril, por "desinterés" y por la "apatía" que, según los organizadores, ha mostrado el ayuntamiento cacereño durante todos los meses transcurridos desde la última edición, que tuvo que suspenderse por el estado en que quedaron las instalaciones del recinto ferial tras las fuertes lluvias.

Según informa El Periódico Extremadura, el director de la empresa organizadora Avallekas Producciones, Ángel Romero, mantuvo hoy una reunión con la alcaldesa de la ciudad, Carmen Heras, a quien comunicó personalmente la decisión de trasladar el festival de rock a otra localidad, presumiblemente de la provincia de Badajoz, aunque este dato no ha sido desvelado aún.

Romero indica que esta decisión la tomó hace una semana y que "sólo afecta a la edición de 2009", por lo que mantiene la puerta abierta a la posible vuelta del festival a la ciudad en años posteriores, aunque también deja claro que será el ayuntamiento el que tendrá que dar ese primer paso para pedir que el Extremúsika se vuelva a celebrar en Cáceres.

El director de Avallekas Produccion no oculta el malestar que le provoca que, "en siete meses", no haya recibido "ni una sola llamada" por parte de los responsables municipales interesándose por la celebración del festival el año que viene y señala que la entrevista con la alcaldesa la había solicitado en agosto y "hasta ahora no la han concedido".

Todas estas circunstancias determinan que la empresa decida no celebrar el festival de 2009 en Cáceres después de varios años realizándose en el recinto ferial y tras las reiteradas peticiones por su parte de que se acondicionara la zona que tiene problemas de drenaje y de evacuación de aguas cuando llueve en abundancia como pasó el año pasado.

Por su parte, la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, anuncia que el ayuntamiento "está predispuesto" a que el festival se siga celebrando en Cáceres y aclara que "estudiará las cuestiones para planificar un nuevo Extremúsika". Heras asegura que, en el encuentro mantenido hoy, tanto ella como Romero valoraron los hechos que acontecieron el año pasado y se ha llegado a la conclusión de que "la única culpable" fue la lluvia. La alcaldesa deja también claro que "el ayuntamiento quiere que siga habiendo 'Extremúsika' en Cáceres" y, por ello, "está dispuesto a estudiar las condiciones para que los conciertos sean posibles".