•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ignacio Sánchez Amor, como se esperaba, fue reelegido por tercera vez consecutiva secretario general del PSOE de Mérida, por el 95% de los afiliados que acudieron a votar (logró 280 votos de un total de 294, hubo 13 en blanco y uno nulo). Su candidatura fue la única que se presentó ayer a las elecciones para la nueva dirección de los socialistas emeritenses y está formada por 19 personas (10 hombres y 9 mujeres), de los que la mitad son nuevos. La mayor novedad respecto a anteriores ejecutivas es la creación de la vicesecretaria general y portavocía, que recae en Antonio Rodríguez Osuna, que refuerza su posición como número 2 del partido. Sus objetivos para los próximos cuatro años, según comentó, son "mantener la unidad en el partido, aumentar la afiliación y revalidar la mayoría en el ayuntamiento".

Sánchez Amor resaltó el papel fundamental que ha jugado Rodríguez Osuna a la hora de que él volviera a presentarse a la reelección, pero aclaró que nombrarle vicesecretario "no es ninguna operación sucesoria ni tiene nada que ver con el futuro".

Además, reiteró que el hecho de que solo se haya presentado una candidatura demuestra "la tranquilidad y la unidad" existente en el PSOE de Mérida, que aprecia la ciudadanía.

Al margen de Rodríguez Osuna, Andrés Gaviro ocupa el puesto de presidente de la agrupación local (en sustitución de Víctor Pérez Palomo) y Cristina Serrano es secretaria de organización. El resto de la ejecutiva la forman Elías Paule, María Sánchez, Pedro Blas Vadillo, Francisca Chaves, Abel Hernández, María del Mar González, Cayetano Bueno, Violeta González, Emiliano Jiménez, María del Carmen Jiménez, Carlos Murillo, José Naharro, Antonia Piñas, Felisa Sierra y Carmen Trejo.


Galería de imágenes