•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Los directores del proyecto arqueológico Primeros Pobladores de Extremadura, Eudald Carbonell y Antoni Canals, solicitan "mayor vinculación" de las instituciones para poder seguir desarrollando este trabajo de investigación que desempeñan desde hace 10 años en la zona del Calerizo cacereño junto a la profesora Isabel Sauceda y un equipo de investigadores extremeños, según recoge El Periódico Extremadura.

   Tanto Carbonell como Canals reconocen las "dificultades" por las que atraviesa este proyecto de excavaciones arqueológicas que actualmente se encuentra trabajando en la cueva de Santa Ana, junto al Cimov de Cáceres, "la única cueva en el mundo en la que se ha podido demostrar que dos de las herramientas halladas estaban caracterizadas por trazos de uso".

     Carbonell anuncia que, aprovechando su estancia en Extremadura, solicitará una reunión con el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, para buscar "a corto plazo" una "vinculación" de las instituciones de manera que se pueda seguir trabajando en toda la zona del Calerizo y que en la región se asiente un equipo que prolongue la tarea investigadora.

     También como impulso a este proyecto, los directores de los Primeros Pobladores de Extremadura solicitarán a la Consejería de Medio Ambiente el nombramiento de Monumento Natural de todos los parajes donde se han realizado excavaciones y donde se encuentran los yacimientos en los que están trabajando.

   En cuanto si se va a poder seguir excavando en la Cueva de Maltravieso, ya que desde la Consejería de Cultura se anunció la creación de una comisión de estudio para determinar la conveniencia o no de ello en función de la conservación de las pinturas de manos, Canals se limita a decir que "lo desconoce" y que están a la espera de que los responsables regionales se pronuncien sobre la continuidad de los trabajos.

No obstante, Carbonell y Canals destacan la importancia de los resultados científicos que se han obtenido hasta ahora en las excavaciones cacereñas y cuyas conclusiones han sido presentadas recientemente en un congreso en Moscú con "gran éxito", como el hallazgo de dos conchas marinas en la cueva de Maltravieso que podrían proceder de la costa portuguesa y que confirmarían la existencia de comercio entre los habitantes de las cuevas.

     Además, resaltan los "resultados personales" que este proyecto está acarreando ya que a su vera se está forjando un equipo de jóvenes investigadores extremeños que "podría llegar a ser similar al de Atapuerca", insiste Carbonell. "Extremadura no tendrá déficit de investigadores en este campo de la ciencia", remarca y recuerda que el trabajo científico necesita "perseverancia, paciencia y esfuerzo", por lo que destaca el "potencial extremo y global" que tiene toda la zona del Calerizo porque cuenta con la ventaja de "conservar testimonios de actividad humana", mientras que en otras zonas arqueológicas se pierde mucha información por las características del sustrato terrestre.