•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un nuevo reventón en una tubería de la red de abastecimiento de agua en la avenida de Entrepuentes alrededor de las cinco de la madrugada del viernes volvió a poner de manifiesto la necesidad urgente de sustituir la antigua instalación por otra nueva. Así lo consideró el concejal de Aguas del Ayuntamiento de Badajoz, Alberto Astorga, quien visitó la zona para conocer de primera manos los daños y avanzó su intención de llevar al pleno del 15 de septiembre la aprobación de las modificaciones del plan director, que incluyen esta obra "para abordarla de forma inmediata".

De hecho, el responsable del servicio señaló que si se da luz verde a esta actuación en la fecha que prevé, los trabajos "pueden empezar el día 16 de septiembre y a partir de ahí un plazo de un mes y medio de ejecución". El edil reconoció que esta obra es "muy necesaria" porque no es la primera vez que se produce y porque afecta a una zona con mucho tráfico, aunque ayer solo hubo daños en el acerado y no en la calzada. Con esta actuación se sustituirá la red de toda la avenida de Entrepuentes.

Anuncios

La rotura de la tubería, de fibrocemento y con un diámetro de 400 milímetros, levantó un tamo de acerado y abrió un agujero de considerables dimensiones hacia el foso de Puerta Palmas, que quedó completamente anegado y se tuvo que achicar el agua con una bomba. La fuerza del agua arrancó uno de los árboles del foso de cuajo y llegó a cubrir las barandillas de la antigua pista de patinaje.

Anuncios

Los daños han sido "notables", según valoró el propio Astorga, porque el agua en el momento del reventón tenía una presión de "seis o siete kilos", estimó el jefe de Inspección del ayuntamiento, Juan José Gómez.

La policía local avisó de la avería y colocó vallas entre los puentes de Palmas y la Universidad para cortar ese tramo al tráfico rodado. Así permanecieron hasta pasadas las diez de la mañana, cuando se retiraron y se restableció la circulación, cortando solo el tramo del carril donde se produjo el reventón para poder realizar los trabajos de reparación. Según calculó el concejal, la zona no estará acondicionada de nuevo hasta el martes o el miércoles de la próxima semana.

Aqualia reemplazó la parte de tubería afectada ayer mismo, aunque por la tarde reventó otro tramo de la misma a pocos metros probablemente a causa de los propios trabajos de reparación. La empresa confiaba en que ayer por la noche también estuviera reparada esta segunda avería.

El reventón no afectó al suministro de ningún vecino, puesto que la tubería de fibrocemento está duplicada con otra de PVC que prestó servicio.


Galería de imágenes