•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La asociación El Defensor del Paciente ha pedido al fiscal jefe de Badajoz, Antonio Mateo, que investigue el nacimiento en el Hospital de Mérida de un bebé con múltiples malformaciones de las que en ningún momento fueron informados sus padres, según informa El Periódico de Extremadura.

El caso ha sido denunciado a la asociación por el padre del bebé, nacido el pasado 23 de julio con graves lesiones, prácticamente en todos los órganos, y después de un embarazo totalmente normal, según ha informado hoy a El Periódico de extremadura El Defensor del Paciente.

El niño tiene, de acuerdo con el relato del padre remitido a la asociación, las vertebras de la columna cervical mal formadas lo que hace que la médula ósea esté "al aire" y sufre alteraciones en el corazón, ya que algunos conductos sanguíneos no están en su lugar.

Además, nació sin el dedo pulgar de la mano derecha, que la tiene en distinta posición a lo normal, con el brazo derecho más corto que el izquierdo, con pólipos en la cara y la oreja derecha más grande que la izquierda.

En su escrito al fiscal, la asociación pide que se depuren las responsabilidades oportunas en este "doloroso caso" y que actúe con "dureza".

"No es admisible que se viole la ley del derecho a la información, máxime en un caso como el que le estamos exponiendo, algo que el protocolo médico no puede obviar, sean cuales sean sus creencias personales", afirma en el texto la presidenta de la asociación, Carmen Flores.


Galería de imágenes