•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Más de 40 trabajadores del Ayuntamiento de Moraleja han solicitado por escrito a la alcaldesa, Concepción González, "la subida de sueldo aplicada a tres trabajadoras en el pleno del día 2 de mayo de 2008", según informa la Federación de Servicios Públicos del sindicato UGT.

El representante de los trabajadores, Pedro Domínguez, indicó que después de la reunión de la Mesa General de Negociación celebrada el pasado 23 de Junio y "al no haberse convocado una nueva reunión para estudiar la propuesta de los representantes sindicales de UGT y no haberse celebrado", los empleados públicos de la plantilla municipal han solicitado por escrito la subida de niveles de complemento de destino "tal como se acordó para tres trabajadoras en el pleno del día 2 de mayo de 2008, así como que sea utilizada la vía de la Mesa de Negociación siempre que se traten temas de personal con los representantes legal y democráticamente elegidos".

Domínguez dijo que esta decisión se ha tomado "de manera unilateral" y solicitan que se dé el mismo trato a todos los trabajadores, asimismo, puntualiza que no están de acuerdo "con las formas" porque esta subida de complementos de destino debería haberse debatido en la mesa de negociación y estudiar todos los puestos de trabajo del consistorio.

Por su parte, la alcaldesa de Moraleja, Concepción González, ha manifestado que las declaraciones de UGT "son falsas" ya que no se ha subido el sueldo a tres trabajadores, sino "se ha aumentado el complemento de destino de tres puestos de trabajo por su especialización y dedicación para ofrecer un aliciente más a esos empleados".

La primera edil también dijo que UGT "está haciendo política desde un sindicato" y que todo el proceso se ha llevado a cabo "de acuerdo a ley". También manifestó que el ayuntamiaento está dispuesto a estudiar todos los puestos de trabajo pero considera que la actitud del sindicato no es la correcta ya que han condicionado la reunión de la mesa de negociación a que el consistorio anule el acuerdo adoptado en pleno el pasado 2 de mayo.