•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las discrepancias con la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura y, en concreto, con una de sus inspectoras, le ha costado el puesto a la directora del Instituto de Enseñanza Secundaria Augustóbriga de Navalmoral de la Mata, Gema Fernández. El origen de la polémica hay que buscarlo en la evaluación negativa emitida por la inspectora de Educación de la delegación provincial, Milagros Robustillo, quien tras su informe ha propuesto para ocupar dicho cargo a María de los Angeles Fraiz Barreiro. No obstante, Gema Fernández explicó ayer que presentó un recurso y que hasta su resolución definitiva continuará ejerciendo su labor como directora del centro educativo.

De hecho continúa asistiendo con normalidad a los actos oficiales, el último de los cuales fue la reunión del Consejo Escolar Municipal, celebrado el pasado lunes. "No me marcharé hasta que la justicia se pronuncie sobre mi situación", explicó ayer.

La incertidumbre es tal que padres y profesores han convocado una protesta en las puertas del instituto hoy a las 09.00 de la mañana, según fuentes de la Ampa. A pesar del parón estival, las mismas fuentes aseguraron que la situación "es insostenible porque afecta al centro" y piden a la Administración que solucione el conflicto.

El problema afecta de lleno a la Consejería de Educación y en concreto a sus responsables provinciales, con los que Gema Fernández tiene abiertos varios frentes en los tribunales. Fernández aseguró que la inspectora quiere dar la dirección a María de los Angeles Fraiz porque les une una amistad personal, dijo. De hecho, el nombre de Fraiz aparece ya en el listado oficial de directores admitidos en los centros públicos de la página web de la Junta. Fraiz, que reconoció la existencia de un conflicto, ayer declinó pronunciarse.