•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un barco turístico podrá navegar por el Tajo en un futuro. Esta iniciativa forma parte de las actuaciones previstas en el proyecto transfronterizo Tajo Internacional que pretende aprovechar los recursos naturales y turísticos del entorno desde Cáceres hasta Portugal.

La Junta de Extremadura, a través de diversas consejerías, la Diputación Provincial de Cáceres y nueve Cámaras Portuguesas con términos municipales incluidos en la zona fronteriza del río Tajo, firmaron ayer en la capital cacereña el acuerdo de socios necesario para la presentación conjunta del proyecto a la Unión Europea para conseguir fondos que lo financien.

De aprobarse, el proyecto supondría una inversión en la zona de 9,8 millones de euros, de los que 7,3 procederían de las ayudas europeas y el resto sería aportado por los 13 socios que ayer rubricaron con su firma la cooperación entre estas instituciones extremeñas y lusas.

El acto de la firma tuvo lugar en la sede de la Diputación Provincial de Cáceres, que actúa como "jefe de fila" y participan como socios las Cámaras Municipales portuguesas de Castelo Branco, Idanha-a-Nova, Vila-Velha de Rdao, Penamacor, Portalegre, Gavio, Nisa, Marvo y Castelo de Vide, además de las Consejerías de Agricultura y Desarrollo Rural; la de Industria, Energía y Medio Ambiente; la de Fomento y la de Cultura y Turismo.

 

DESARROLLO DE LA ZONA En su intervención, el presidente de la Diputación cacereña, Juan Andrés Tovar, destacó la importancia del proyecto por la cooperación entre administraciones y por la "incidencia" que tendrá en el desarrollo de las comarcas de la frontera hispano-lusa, en el sentido de que permitirá un "desarrollo integral y equilibrado" de la zona.

El proyecto incidirá en la divulgación de la zona como destino turístico para lo que se hará cartelería específica con la señalización de monumentos naturales, el patrimonio artístico y la gastronomía. El objetivo es contribuir, a través de la cooperación internacional y con actuaciones específicas, a que se valoren los recursos naturales, culturales e históricos, y al desarrollo social y económico en el espacio fronterizo demarcado por el Tajo-Tejo entre Extremadura y Portugal.