•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las Mancomunidades Extremeñas podrán solicitar desde mañana su reconocimiento oficial a la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural, tras la aprobación en el Diario Oficial de Extremadura del decreto que establece el fondo de cooperación para las mismas, y que este año alcanza 1.936.858 euros.

Las Mancomunidades, que necesitan ser reconocidas oficialmente como Mancomunidades Integrales de Municipios para optar a las ayudas de dicho fondo, tendrán quince días, a contar desde mañana, para hacer su solicitud formal.

Para lograr el reconocimiento jurídico, las Mancomunidades deberán recoger expresamente en sus estatutos el hecho de que asuman, entre sus fines, la gestión mancomunada de los intereses generales de los municipios de su territorio, así como el fomento del desarrollo local de los mismos.

Deben, además, tener una plantilla de personal propio al servicio de la Mancomunidad con dedicación plena a las mimas, y es necesario también que reúnan los siguientes requisitos:

·Que los municipios que la integran se incluyan en un ámbito geográfico homogéneo y continuo.

·Que la suma de las poblaciones de los municipios que integran la Mancomunidad alcance al menos los 9.000 habitantes.

·Que la mancomunidad esté formada por un mínimo de siete municipios.

·Que preste, mediante gestión directa o a través de consorcio administrativo, cinco servicios que mejoren el desarrollo económico y social de los municipios que la integran, como el abastecimiento de agua potable, la depuración, saneamiento, vertidos y tratamiento de aguas residuales, la recogida y tratamiento de basura; el planeamiento, ordenación, gestión, ejecución y disciplina urbanística; servicios sociales; gestión de actividades culturales, deportivas o de información a consumidores y usuarios; mantenimiento y conservación de vías y caminos públicos; fomento del desarrollo local, económico y promoción del empleo y la formación; guardería rural o servicio de prevención y extinción de incendios, entre otros.

·Que hayan sido formalmente reconocidas como tales mediante resolución expresa de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural. Para lograr dicho reconocimiento, además de cumplir con estos requisitos, las Mancomunidades Integrales deberán hacer una solicitud formal en los quince días siguientes a la entrada en vigor del decreto aprobado hoy.

El decreto prevé un periodo transitorio que se prolongará hasta el 31 de diciembre del 2009, para el desarrollo de los procesos de fusión de aquellas Mancomunidades más pequeñas y menos viables.

Fondo de Cooperación de las Mancomunidades

Las Mancomunidades Integrales de Municipios que logren el reconocimiento oficial de la Administración, podrán optar a las ayudas del Fondo de Cooperación, cuya finalidad es potenciar el desarrollo de las mismas. Dicho fondo está dotado este año con un montante que roza los 2 millones de euros, lo que supone casi un 8% más con respecto a la aportación del 2007 y que será cofinanciado por la Administración regional y las Diputaciones Provinciales.

El reparto del Fondo de Cooperación será por concurrencia competitiva, atendiendo a criterios como la dispersión de la población en el territorio, la plantilla de trabajadores estables de cada Mancomunidad o la realización de buenas prácticas de gestión que permitan avanzar hacia una gestión autónoma. Sin embargo, se reservará el 10% de este fondo para repartirlo de forma lineal entre todas las Mancomunidades Integrales que lo soliciten.

Con el decreto aprobado hoy, el gobierno extremeño afronta una nueva fase de consolidación de las entidades supramunicipales, incidiendo especialmente en la función vertebradora de las mismas, mediante la regulación del procedimiento para su reconocimiento oficial como Mancomunidades Integrales de Municipios.

Hasta ahora, las Mancomunidades han sido un instrumento eficaz para la prestación de servicios comunes a los municipios extremeños, contribuyendo al incremento de la capacidad de gestión de éstos y facilitando, a través de las economías de escala, un uso más eficiente y óptimo de los recursos públicos que se destinan a atender las demandas y necesidades de los ciudadanos.

Con esta base, el gobierno extremeño quiere ahora dar un paso adelante para reconocer de pleno derecho a las Mancomunidades, de manera que se institucionalice la asociación entre municipios vecinos, se instaure la prestación de servicios de forma continúa y permanente, se pongan en común los intereses de las entidades asociadas y se contribuya así a un desarrollo social, económico y cultural homogéneo de las poblaciones mancomunadas.

En este escenario, las Mancomunidades se relevan como una herramienta primordial para la vertebración del territorio y el desarrollo sostenible e igualitario del entorno rural en nuestra región.

De esta manera y, en virtud del decreto publicado hoy en el DOE, las Mancomunidades Integrales superan la idea de unión voluntaria de municipios para convertirse en entes supramunicipales, dotadas con entidad jurídica y con un doble papel: por un lado, la dotación de servicios a los pequeños municipios en las mismas condiciones de calidad y eficiencia que las ciudades y, por otro lado, el equilibro territorial de nuestra región.


Galería de imágenes