•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Solucionar definitivamente la falta de presión y de caudal de agua en viviendas ubicadas en algunas zonas de nueva construcción, y mejorar la red de abastecimiento en toda la ciudad. Con este fin, Gobierno central y consistorio, con la ayuda de fondos europeos, han redactado un plan que contempla una inversión de 35 millones de euros en obras para reformar la red, que incluyen la instalación de una gran tubería que llegaría a Mérida desde la estación de aguas de Alange, dos depósitos y otra depuradora.

La intención es que con estas nuevas infraestructuras se acabe con los problemas que sufren los vecinos de la zona norte y de otras barriadas, como son los residentes de nuevas construcciones en las inmediaciones de Los Salesianos o de Montealto; así como abastecer a la ciudad deportiva y sus alrededores. Según la delegada de obras, Estrella Gordillo, es un "plan muy ambicioso para solucionar el problema de presión de agua en la ciudad".

La edila informó que el 50% de esos 35 millones de euros procederán de los fondos europeos Feder, un 25% corresponden al Gobierno central, a través de Hidroguadiana, y el resto los aportará el ayuntamiento, que ha fijado para este año 3 millones.

Hidroguadiana ya a licitado el anteproyecto por 240.000 euros y la intención de todas las partes es que las obras puedan iniciarse este año, tras el verano.


Galería de imágenes