•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El bautizo se celebró felizmente el domingo en Tornavacas, pero el lunes por la tarde empezaron a llegar al servicio de Urgencias del Hospital Virgen del Puerto los primeros afectados por una intoxicación alimentaria. Hasta 50 llegaron a ser el martes, según confirmó ayer el director de Salud, Félix García, aunque ayer solo quedaban ingresados una mujer y dos niños, cuya evolución es favorable.

A falta de cerrarse el estudio epidemiológico, el Servicio Extremeño de Salud cree que el origen estuvo en una ensaladilla que había sido cocinada con mayonesa casera para un convite privado. De los setenta comensales, cincuenta empezaron gradualmente a sufrir en los días siguientes dolor abdominal, diarrea, náuseas, vómitos o fiebre. Síntomas que pueden indicar una salmonelosis, lo que el SES espera determinar en pocos días.

 

SIN CAMAS LIBRES "En todo caso –advirtió el director de Salud– tiene un curso benigno aunque habría que recomendar a la gente que se abstenga de hacer mayonesa casera en tales cantidades, si acaso para menos personas y siempre que la calidad de los productos esté garantizada y se consuma en el momento".

La intoxicación masiva empañó la buena fe de los anfitriones, aunque los afectados, de todas las edades, evolucionan favorablemente. La avalancha de pacientes puso a prueba al hospital, que derivó a ocho a los centros de Coria, Cáceres y Mérida por falta de camas libres. El SES lo confirmó, pero no explicó a qué se debe. "Antes no teníamos ni una cama libre de noviembre a diciembre –indicaron fuentes no oficiales– que si la gripe, que si las bajas temperaturas, pero ahora nos vamos a mayo y habría que estudiarlo"