•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear aborda los resultados del cuarto trimestre de 2007 con los que el Sistema Integrado de Supervisión de Centrales (SISC) cierra el primer año desde su implantación y comunicación pública formales, entre aesos resultado destaca el incidente "de importancia sustancial" que registró Almaraz II, según informa El Periódico Extremadura.

Entre octubre y diciembre del pasado año, el conjunto de centrales acumuló 42 hallazgos de inspección que el CSN categorizó en todos los casos en verde -indicativo de muy baja importancia para la seguridad. Además, en Almaraz se registró un hallazgo transversal sobre factores humanos común a las dos unidades.

Los indicadores de funcionamiento también se clasificaron en verde, con la excepción de cuatro. Almaraz II registró uno "amarillo", o de importancia sustancial para la seguridad, en el indicador de la integridad de las barreras (fuga del refrigerante superior a la indicada en las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento), que motiva que la unidad cierre 2007 en la tercera columna de la matriz de acción, correspondiente a "un pilar degradado".

Por su parte, Ascó II presenta un indicador "blanco" (importancia entre baja y moderada) por cuatro paradas automáticas en las últimas 7.000 horas con el reactor crítico. Trillo y Vandells II tuvieron un resultado "blanco" en el indicador de funcionamiento de sistemas de mitigación correspondiente a los generadores diesel, debidos a fallos e inoperabilidades de los mismos acumulados en un período de tres años y valorados en función de su aportación al riesgo según el Análisis Probabilístico de Seguridad (APS) correspondiente.

La información de los hallazgos de inspección que eventualmente se registren y de los 16 indicadores de funcionamiento de cada central, repartidos en siete pilares de seguridad, se integran en una tabla que establece las acciones a realizar por los titulares de las centrales y el CSN en función de la relevancia de los resultados de la supervisión. De este modo, en la fotografía del cuarto trimestre de 2007, Almaraz I, Ascó I, Cofrentes y Santa María de Garoña se alinearon bajo la primera columna de "respuesta del titular" con todos los resultados de la evaluación en verde, lo que implica el mantenimiento en las instalaciones del programa base de inspección del CSN y el tratamiento por parte de los titulares de las deficiencias identificadas dentro de sus respectivos programas de acciones correctoras.

Trillo se coloca en la segunda columna de "respuesta reguladora", debido al indicador "blanco" mencionado anteriormente. Ello significa que deberá realizar un análisis de causa raíz y adoptar acciones correctoras supervisadas por el CSN.

Ascó II ya lo estaba, y permanecerá en esa posición al menos cuatro trimestres, desde que registró un hallazgo "blanco" en el tercer trimestre de 2007. Además, ha tenido un indicador de color "blanco" por el número de paradas automáticas del reactor. En cuanto a Vandells II, ya estaba en esa columna y sigue en ella por permanecer en "blanco" el indicador de funcionamiento descrito anteriormente.

En Trillo y Ascó se realizará próximamente una inspección suplementaria de grado 1, para verificar que las acciones correctivas previstas por el titular son adecuadas para evitar la repetición de incidentes. En el caso de Vandellós II, se está valorando la conveniencia de una nueva inspección.

Finalmente, Almaraz II quedó en la tercera columna correspondiente a "un pilar degradado", lo que supondrá una inspección suplementaria de grado 2 del CSN a la central para comprobar que se han identificado las causas del fallo y evaluar la eficacia de las medidas correctoras que ponga en marcha.

El SISC integra las distintas fases que configuran el proceso de supervisión que el CSN realiza a las centrales y que incluye la vigilancia de las instalaciones, la valoración de los resultados, la adopción de actuaciones para corregir las deficiencias que se observen y la comunicación al público.


Galería de imágenes