•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La dirección de Aprosuba 2 de Almendralejo ha tenido que pedir otra ayuda para poder financiar la obra que le resta por hacer en el nuevo colegio que construye en la finca de Las Aguas.

Caja Madrid aportó 1.100.000 euros para construir este nuevo centro, pero la presidenta del colectivo, Loly Fernández, explicó ayer que ahora falta otro millón de euros para equiparlo y urbanizar la zona. El edificio está construido al 50% y solo faltan por rematar algunos detalles. Aprosuba ya ha pedido a Caja Madrid que les ayude con la financiación de esta parte, y, según Fernández, no habrá ningún problema por parte de la entidad financiera.

Este problema económico ha provocado que la puesta en marcha del centro se retrase al 2009, y no esté listo a finales de este año como estaba previsto. No obstante, Fernández aseguró que las obras van a buen ritmo y el edificio está muy adelantado. Este centro permitirá a Aprosuba unificar en una misma zona todas las aulas que tienen repartidas por diferentes sedes.

Por otro lado, Fernández se mostró convencida de que podrán subsanar gran parte de la deuda económica que tiene el colectivo cuando la Junta de Extremadura les aporte el dinero que destina para contribuir a aliviar las deudas de este tipo de asociaciones en Extremadura. "Con la nueva auditoría esperamos acabar con la deuda y que dentro de dos o tres años Aprosuba tenga la situación que se merece", señaló.

Además, la asociación celebrará sobre abril una asamblea para elegir o renovar a la junta directiva. Aprosuba tiene 54 trabajadores y 180 alumnos de Almendralejo y de otros 25 localidades de la región.


Galería de imágenes