•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La alcaldesa de Moraleja, Concepción González, ha acusado al anterior equipo de Gobierno del Partido Socialista de llevar a cabo un engaño en las instalaciones de la escuela taller con la colocación de enchufes falsos para "simular una instalación eléctrica que no existe".

La primera edil manifestó que todo se descubrió cuando se comprobó que no funcionaban los enchufes y se informó a la Policía Local que tomó fotografías de la colocación de enchufes y cuadros de luces pegados con silicona.

González recordó que el proyecto de mejora de las naves de la escuela taller se adjudicó a la empresa Cuadrado Vega y en esa memoria se incluía la instalación eléctrica. La alcaldesa puntualizó que ya se han puesto en contacto con los responsables de la obra para estudiar lo sucedido aunque manifestó que los responsables máximos fueron "los miembros del equipo de Gobierno que lo consintieron".

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Moraleja, Teresa Roca, salió al paso de las críticas de González y explicó que la construcción de la nave de formación se inició en la anterior legislatura pero que fue el actual equipo de Gobierno quien "terminó la obra y reconoció un incremento en el pago de 7.000 euros". Roca responsabilizó al Partido Popular de no haber supervisado esta obra en la recepción de las mismas.

No obstante, Roca recomendó al equipo de Gobierno municipal que exija responsabilidades a la empresa adjudicataria de las obras. Aunque la concejala socialista recordó que el asunto que el PSOE denunció el pasado lunes es mucho más grave y volvió a acusar a González de perdonar la deuda por los destrozos en la dehesa al anterior arrendatario.