•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El consejero de Fomento, José Luis Quintana, ha inaugurado en el Hotel Extremadura de Cáceres las V Jornadas Inmobiliarias organizadas por la Escuela de Negocios de Extremadura. Al acto también ha asistido la alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras.

El titular de Fomento ha destacado en su discurso la necesidad de afrontar la reforma de la Ley del Suelo y Ordenación Territorial de Extremadura (LSOTEX), "con la que hemos sido capaces de construir un sistema urbanístico realista, flexible y abierto pero que necesita desarrollarse y adaptarse a las necesidades de la nueva Extremadura", indicó.

En opinión del consejero, esta nueva ley se reformará para conseguir su adaptación a la Ley del Suelo Estatal "y así acercar aún más a los extremeños a la vivienda protegida y también lograr desterrar la especulación de terrenos".

Esta reforma se llevará a cabo para adaptar "aún más y mejor" la normativa a las necesidades de los ciudadanos, "en especial a los jóvenes, que hoy en día necesitan más que nunca una forma de hacer política que les permita evolucionar y sacar adelante sus proyectos de futuro".

En ese sentido, el consejero se ha comprometido a basar todas las reformas propuestas y decisiones que se planteen según criterios de interés general que favorezcan el interés común.

Vivienda Protegida
José Luis Quintana se refirió en su intervención a la apuesta por la construcción de viviendas protegidas que ha llevado a cabo en los últimos años la Junta de Extremadura.

A este respecto, el consejero aseguró que la Administración regional apostó fuertemente por el Programa Especial 60.000 y por la figura de los Proyectos de Interés Regional (PIR) con el objetivo de construir viviendas de calidad a precios asequibles para todos los ciudadanos, en especial en las localidades más pobladas de la región, "donde la vivienda protegida escaseaba y los precios eran elevados", recordó.

Fruto de esa política, el consejero ha subrayado que la Junta de Extremadura ha sido capaz de poner en marcha más de 22.000 viviendas protegidas, "de las que más de 11.000 pertenecen al Programa Especial 60.000".

"En nuestra región hay muchos jóvenes que han adquirido una vivienda protegida, con calidades similares a las viviendas del mercado libre, por un precio que no tiene competencia y que en muchos casos sitúa la cuota mensual de hipoteca en el entorno de los 250 euros", manifestó.

Esta política ha posibilitado, según dijo, que Extremadura sea la Comunidad Autónoma con el precio de venta de viviendas más bajo de todo el país.

Además, el responsable de Fomento se refirió a los objetivos a alcanzar en materia de vivienda dentro de la presente legislatura, entre los que citó la materialización del Programa Especial 60.000, la construcción de viviendas para mayores a un precio no superior a los 50.000 euros, la puesta en marcha del Consejo Asesor de Vivienda de Extremadura y el desarrollo de un Plan Estratégico Regional para la Accesibilidad, "que permita la eliminación de las barreras arquitectónicas", concluyó.