•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El paciente viene, se opera y se va". Así resume el doctor Arquímedes Rodríguez, jefe de la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA) de Badajoz, en qué consiste este modelo organizativo que permite intervenir quirúrgicamente a los pacientes sin hospitalizarlos. Casi la mitad de las operaciones que el Sistema Extremeño de Salud (SES) llevó a cabo el año pasado –en concreto, 37.737 de las 77.410 que se contabilizaron en todo el 2007– se llevaron a cabo de este modo. "Está claro que es el prototipo del futuro: más cómodo para el paciente y más rentable para la Administración", señala el director de Asistencia Sanitaria, Ceciliano Franco.

De ese modo parece que lo entendió el Ejecutivo extremeño cuando asumió las competencias sanitarias en el 2002. "El entonces consejero de Sanidad, Guillermo Fernández Vara, apostó por este tipo de cirugía y se creó la primera unidad específica, la de Badajoz", declara Rodríguez, quien dirige este servicio desde aquel primer momento. "La evolución ha sido espectacular, ya que hemos pasado de los 914 procedimientos que realizamos en el 2002 a los 8.010 del año pasado", es decir, que se ha llegado a hacer casi nueve veces más operaciones más en solo un lustro.

 

SUBIDA REGIONAL Aunque no a un ritmo tan elevado, también a nivel regional el número de intervenciones quirúrgicas ambulatorias ha experimentado una subida importante en los últimos cuatro años. Así, se ha pasado de las poco más de 30.000 que se llevaban a cabo en el 2003 (un año después del traspaso de competencias) a las 37.737 que se efectuaron el año pasado, o sea, una subida de más del 24%. Así, mientras hace cuatro años solo el 44% de las operaciones no precisaban hospitalización, actualmente ya son el 49% del total.

Esa expansión de la cirugía ambulatoria redunda en el incremento de las intervenciones quirúrgicas y, por ende, de la reducción de las listas de espera. Y es que mientras las intervenciones con hospitalización solo han aumentado un 3% desde el 2003 (se ha pasado de 38.500 operaciones hace cuatro años a las 39.673 del pasado), el incremento de las ambulatorias es ocho veces superior (24%). En total, la actividad quirúrgica ha subido un 12,4% en Extremadura entre el 2003 y el 2007. "Nuestros pacientes esperan una media de 15 días para ser operados", expone Rodríguez.

En cuanto al tipo de intervenciones, el responsable de la unidad pacense señala que "el 80% de las más habituales pueden efectuarse a través de la cirugía ambulatoria". En el departamento que dirige Rodríguez, las operaciones más frecuentes son las de cataratas y hernias, aunque también se practican intervenciones de programas especiales, como el Plan de Atención Dental para Discapacitados Intelectuales. Además, según destaca, "en la zona sanitaria de Badajoz, más del 70% de la cirugía se hace ya de forma ambulatoria, lo que supone que estamos 20 puntos porcentuales por encima de la media de los mejores hospitales del país".

Ante las buenas cifras y aceptación –tanto entre los profesionales como los pacientes– de la cirugía mayor ambulatoria, el objetivo del SES es continuar avanzando en la implantación de este modelo. "Pero no es una apuesta solo de la región, sino que también se da a nivel nacional e internacional", asegura Franco que, no obstante, también reconoce que "hay quien tiene sus reticencias y existe una limitación importante: el paciente no puede estar a más de 30 minutos del centro de intervención". Pero, de momento, parece que se imponen las ventajas y, gracias a la evolución de las técnicas sanitarias (anestesia, aplicación de las nuevas tecnologías…), cada vez es más frecuente pasar el postoperatorio en casa.


Galería de imágenes