•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Policía Nacional detiene a diez personas, miembros en su mayoría de un clan familiar, que traficaban con cocaína y heroína y surtían a los traficantes de los poblados de Valdemingómez y Las Barranquillas, así como a varias poblaciones de Extremadura. Según informa El Periódico Extremadura, en septiembre, agentes del Grupo XIV de UDYCO de la Brigada de Policía Judicial de Madrid iniciaron una investigación en torno a un clan familiar, al parecer dedicado al tráfico de estupefacientes.

Según las primeras gestiones, estaban perfectamente organizados y se asentaban en los distritos madrileños de Vallecas y Moratalaz. Este grupo ocupaba un escalón intermedio en el negocio y sus miembros actuaban como 'reponedores' de los poblados marginales del sur de Madrid.

Así, determinados indicios hicieron pensar a los agentes que estaba a punto de producirse una entrega de drogas. Entre otras circunstancias, los sospechosos intensificaron las reuniones con conocidas familias de traficantes de poblados madrileños y de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

En el curso de una de estas vigilancias, los agentes detectaron la llegada de un conocido comprador, Emilio S.V. (50 años), y de su esposa. Fidela F.J. (45 años), al domicilio del principal investigado. Tras ellos iba una mujer al volante de otro automóvil, Francisca F.V. (32 años). Todos ellos han sido detenidos.

Poco después, llegaron al mismo lugar dos hombres de origen sudamericano. Uno de ellos, conocido suministrador de drogas, se introdujo en el aludido domicilio con todo tipo de precauciones. Se trata de Luis Fernando V.M. y Johan R.A., ambos colombianos, de 36 y 27 años, respectivamente.

Cuando las tres personas llegadas en primer lugar abandonaron el lugar en sus coches, fueron seguidas por los agentes. En el momento adecuado, y cuando lo permitían las circunstancias del tráfico, los policías los interceptaron.

La mujer que viajaba en el segundo vehículo, Francisca F.V., llevaba dos kilos de cocaína en su bolso. Los tres sospechosos fueron detenidos y a continuación se arrestó al resto de integrantes de la organización, que residían en los distritos de Moratalaz y Vallecas.

Inmediatamente, con autorización judicial, se llevaron a cabo los registros de las viviendas en Madrid y Plasencia (Cáceres). Además de los dos kilos de cocaína, los agentes han intervenido ocho armas de fuego: un rifle y siete escopetas, una de ellas repetidora, munición para éstas, 86.000 euros, diversas piezas de joyería y seis vehículos de gran cilindrada.

El resto de los detenidos son Antonio J.S., de 49 años; José S.C., de 33; Azucena F.S., de 47; María Pilar S.R., de 23; y María Begoña J.F., de 31. Antonio y Azucena son matrimonio, al igual que Begoña y José S. y Emilio y Fidela. María Pilar S.R. es nuera de Antonio y Azucena y María Begoña hija de éstos. Emilio y Fidela son amigos íntimos de Azucena y Antonio. Antonio J.S. tiene antecedentes policiales por tráfico de drogas en 1993 y a causa de secuestro, tenencia de armas y homicidio doloso en 2001. Fidela F. y Luis Fernando V. también están fichados por delitos contra la salud pública, y Emilio S. estuvo detenido por la Guardia Civil en el año 2000 a causa de atentado a agente de la autoridad. El resto carecía de antecedentes. Los diez detenidos han ingresado en prisión.


Galería de imágenes