•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Han pasado ya 51 años desde que la familia Serradilla-Pérez llegó, como otros tantos colonos, a La Moheda de Gata. De la localidad cacereña de Mirabel se llevaron maletas, muchos recuerdos y la tradición de cantar el día de Las Candelas.

La costumbre ha echado raíces en La Moheda y son ya tres las generaciones que han participado en la fiesta entonando los cánticos que les enseñó Eufemia Pérez. Ahora su hija, Sara Serradilla, toma la batuta y ultima los preparativos de esta gran fiesta que los vecinos de este pueblo de casas encaladas celebrarán con todos los honores el sábado. De momento, la mujeres de La Moheda están elaborando kilos y kilos de dulces típicos de Sierra de Gata que repartirán tras la misa en la que cantarán las jóvenes que irán ataviadas con el traje típico regional.

 Con 88 años, Eufemia Pérez reconoce sentir "una gran emoción" al oír los cánticos el día de Las Candelas y recuerda con nostalgia aquella vez que se interpretaron los versos en La Moheda "cuando todavía no se había construido la iglesia", explicó. Dice la tradición que si el día de Las Candelas las velas se mantienen encendidas, será un buen año para el campo. Han pasado 51 años de aquellos primeros cánticos y las velas nunca se han apagado en La Moheda.


Galería de imágenes