•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Corporación Empresarial ONCE, José María Arroyo, reconoce la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores de la organización, sobre todo los vendedores de cupones y que explica a que el mercado del juego se ha repartido mucho en los últimos años.

Según informa El Periódico Extremadura, Arroyo fue recibido hoy en Mérida por el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, en un encuentro "muy cordial" en el que ambos hablaron sobre el empleo en Extremadura y las actividades de las empresas de la corporación.

Arroyo subraya que 2007 fue el mejor año de la historia de las empresas de la Corporación ONCE, pero afirma que "sí es verdad que se ha perdido poder adquisitivo, por parte de los vendedores, sobre todo". A las pérdidas de mercado, suma como causas las propias limitaciones de la organización impuestas por el Consejo de Protectorado que ejerce la tutela sobre ella y que preside el ministro de Trabajo.

La Corporación Empresarial ONCE tiene actualmente 534 empleados en Extremadura, la ONCE 650 y las empresas de la fundación, FUNDOSA, un centenar.

 


Galería de imágenes