•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un juzgado de Don Benito condena a un ciudadano portugués de 33 años a cuatro meses de prisión, y a la prohibición de conducir vehículos durante dos años, como responsable de un delito contra la seguridad vial por circular por la autovía de Extremadura a 221 kilómetros por hora cuando el límite está en 120.

Según informa El Periódico Extremadura, se trata de la primera condena judicial en Extremadura por exceso de velocidad tras la reforma introducida en diciembre en el Código Penal que considera delito circular superando los límites de velocidad.

Los hechos ocurrieron el viernes cuando efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Mérida establecieron un control de radar en el punto kilométrico 309,800 de la A-5, en el término municipal de Don Benito.

En este punto, el cinemómetro instalado detectó y fotografió a un vehículo, marca Mercedes y con matrícula francesa, circulando a 221 Kilómetros/hora donde la máxima velocidad permitida es de 120.

Los agentes procedieron inmediatamente a la detención del conductor del turismo, un ciudadano portugués de 33 años cuyo nombre corresponde a las iniciales F.M.C.

Este individuo pasó la noche en las dependencias de la Guardia Civil y al día siguiente, en el juicio rápido celebrado en Don Benito, fue condenado a cuatro meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un tiempo de dos años.


Galería de imágenes