•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

El Consejo de Gobierno extraordinario de la Junta de Extremadura aprueba un plan de inversiones de 12.350 millones de euros para los próximos ocho años con el que pretende poner en marcha "la segunda transformación de Extremadura", en palabras del presidente, Guillermo Fernández Vara.

Durante tres días, los miembros de Ejecutivo han elaborado un conjunto de propuestas para acometer esta segunda transformación y que, según el presidente, se espera que cuente con el apoyo de los agentes sociales y del Parlamento regional.

Fernández Vara destaca que, pasados 24 años de la aprobación del Estatuto de Autonomía, se inicia una nueva etapa, en la que los objetivos principales se centrarán en el desarrollo económico y el empleo; el bienestar de los ciudadanos, haciendo hincapié en la eliminación de las desigualdades; la cohesión territorial; y la sostenibilidad ambiental.

Para ello, el Ejecutivo regional se dotará de cuatro instrumentos fundamentales, según el presidente: el diálogo social, una adecuada planificación política, una serie de reformas estructurales y financiación para todos estos proyectos. Para ese último aspecto, el de la financiación, el presidente de la Junta muestra su confianza en contar con el acompañamiento del Gobierno Central y mantiene el compromiso de la administración regional de seguir aportando el doble de lo que el Estado invierta en la comunidad autónoma.

De acuerdo con las previsiones del gobierno extremeño, la inversión prevista para estos ocho años por parte de la administración autonómica se cifra en 12.350 millones de euros, cantidad que, según Fernández Vara, "sale de una financiación consolidada", a la que espera añadir unos 6.900 millones de euros de inversión del Estado, con lo que se completaría una cifra de 19.250 millones de euros.

El presidente insiste en que no se trata "sólo de un plan de infraestructuras", sino que además se persigue el objetivo de la generación de empleo y asegura que para ello la Junta de Extremadura está dispuesta a incrementar en un ocho por ciento las inversiones en los próximos años.

Por otra parte, el presidente plantea como prioridad el diálogo social, lo que concreta en la negociación con los agentes sociales, durante este primer trimestre del año, de un Plan por el Empleo y la Calidad y de un Plan de Desarrollo Empresarial.


Galería de imágenes