•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, destacó la posibilidad de conseguir una mayor capacidad de sacrificio y volumen de producción del porcino con el objetivo de responder a la demanda existente de estos productos.

Fernández Vara realizó estas declaraciones en la localidad pacense de Azuaga, donde inauguró la industria cárnica Nobleza Ibérica, a la que puso un "sobresaliente" porque según explicó, se trata de "una empresa moderna que sin duda va a ser un establecimiento competitivo porque mira hacia el futuro".

En su intervención, el presidente extremeño resaltó que lo que se ha hecho hasta el momento en este sector "está bien porque Extremadura ha sabido situarse en el primer nivel del sector ibérico nacional", pero apostó por "conseguir una segunda transformación".

Esto significa competir, según Fernández Vara, en un mundo sin fronteras con más posibilidades de mercado que las que teníamos antes "pero con muchas más dificultades por razón de competitividad". En ese contexto, el presidente regional apuntó dos "importantes retos para todos los sectores pero especialmente para éste", como son la calidad calidad y el volumen.

Explicó que producir cerdos y fabricar embutidos con la calidad con la que se hace en Extremadura "sólo lo podemos hacer aquí por eso tienen importancia las nuevas normas de calidad y tenemos que exigir que se cumplan en todas partes y de luchar en unos momentos en los que hay dificultad", explicó.

NECESIDAD DE SACRIFICIO
Añadió que para comercializar y vender es necesario "tener el producto", para lo cual resaltó la necesidad de "conseguir una mayor capacidad y volumen para poder responder a quienes vengan a demandarnos".

En ese sentido aseguró que la Junta de Extremadura "va a estar ahí para lograr que en el menor plazo posible dispongamos de una mayor capacidad de sacrificio", ya que según reconoció "existe una clara necesidad en Extremadura de sacrificio".

También reconoció Fernández Vara la "especial dificultad" por la que atraviesa el sector del porcino, y que tienen su origen "fundamentalmente en el aumento del precio de los piensos". En este sentido apostó por revisar "en profundidad" algunas cuestiones para intentar dar respuesta a algunas realidades que en los inicios de la política agraria comunitaria eran distintas a como son ahora.

Y es que "no tiene razón de ser que tengamos que pagar al precio al que lo estamos pagando el pienso para nuestros animales y que tengamos parte de nuestras tierras sin sembrar sencillamente porque Europa haya financiado que no se coseche", lamentó.

La industria que hoy inauguró el presidente, Nobleza Ibérica han supuesto una inversión de nueve millones de euros, ocupa una superficie de 11.000 metros cuadrados y tiene una capacidad de producción de 200.000 piezas. La actividad de esta planta contempla desde el sacrificio de los cerdos hasta la venta directa al consumidor, también con una línea de loncheados para cubrir las nuevas demandas del mercado.

La puesta en marcha de esta empresa familiar, sus propietarios son de Jaén, ha supuesto ya la creación de veinte puestos de trabajo directos que se esperan doblar antes de final de año (EP)


Galería de imágenes