•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Consejería de Fomento ha dado un nuevo paso para la extensión de la EX-A1 hasta Portugal (actualmente esta autovía autonómica une Navalmoral de la Mata con Plasencia) con el inicio del proceso previo de expropiaciones.

Según publicó el Diario Oficial de Extremadura (DOE), la Junta ha convocado a los 12 propietarios de las 22 fincas afectadas por las obras del primer tramo, el que unirá Plasencia y Galisteo. La cita será mañana, de 11 a 12 de la mañana, en el Ayuntamiento de Plasencia, y tiene como objetivo llevar a cabo el pago de depósitos previos y la firma de las actas de ocupación.

La resolución de la Consejería de Fomento, recogida por Efe, recuerda a todos los afectados que han de acreditar de forma fehaciente tanto su personalidad, calidad con que comparecen, o titularidad respecto a los bienes afectados, informa El Periódico Extremadura.

La Mesa de Contratación de la Consejería de Fomento adjudicó el pasado 7 de noviembre la construcción de los tramos de la autovía de la EX-A1 Plasencia-Galisteo y Galisteo-El Batán, cuyas obras comenzarán a principios del próximo año, una vez que concluyan todos los trámites administrativos previos.

En el primero de los tramos, ha sido propuesta como adjudicataria de las obras la unión temporal de empresas (UTE) formada por Econisa y Senpa, por un importe de 34.184.800 euros y un plazo de ejecución de 35 meses. Este trazado tiene un desarrollo total de 11,1 kilómetros desde la glorieta elevada de unos 300 metros de diámetro, que sirve de conexión con la A-66 y la propia EX-A1 hasta Galisteo.

En el tramo entre Galisteo y El Batán ha sido propuesta como adjudicataria de las obras la UTE formada por las empresas Balpia, Altec y Construcciones Movilla, y contará con un presupuesto de 29.782.502,50 euros y un plazo de ejecución de 35 meses. Este tramo, de 10,2 kilómetros, comienza en la Dehesa Boyal de Galisteo y finaliza en el kilómetro 21,314, donde conectará con el tramo siguiente, que unirá El Batán y Coria.


Galería de imágenes