•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El joven de 27 años, vecino de Montehermoso, que sufrió un accidente de trabajo el pasado 26 de septiembre en Cuenca, falleció ayer en el Hospital Virgen de la Luz de esta ciudad castellanomanchega después de haber permanecido casi tres meses ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de este centro sanitario debatiéndose entre la vida y la muerte.

Los restos mortales del chico fueron trasladados anoche hasta este municipio cacereño y hoy se oficiará el funeral en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

El trabajador era mecánico de profesión y sufrió un grave accidente cuando trabajaba en una obra en Cuenca. Un fuerte golpe en el pecho originó que estuviese durante varios minutos sin oxígeno en el cerebro lo que provocó que entrase en coma. Durante todas estas semanas los familiares y amigos del joven han mantenido la esperanza de su recuperación, de hecho, registró importantes avances que posibilitaron que se le retirase la ventilación mecánica. No obstante en las últimas semanas había sufrido varias crisis que no ha podido superar.

La empresa para la que trabaja se dedica a la construcción de carreteras y autovías en distintos puntos del país. La misma compañía, así como la familia, planteó un traslado del herido hasta un centro hospitalario de la capital de España, pero los médicos no lo aconsejaron. Después de esta agonía, todo ha terminado con un trágico desenlace para este joven montehermoseño, muy conocido en el municipio. Una trágica noticia que han lamentado los vecinos de esta localidad, que confiaban en su recuperación.


Galería de imágenes