•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un total de 187.233 personas residentes en la Comunidad Autónoma se han vacunado contra la gripe en esta campaña 2007-2008, según datos, aún provisionales, del Servicio Extremeño de Salud (SES), que precisa que la incidencia de la enfermedad hasta ahora está por debajo del umbral máximo esperable para estas fechas.

Como en años anteriores, el SES ha realizado la campaña de vacunación antigripal desde el 1 de octubre hasta el 30 de noviembre en todos los centros de salud y consultorios de Extremadura, según recuerda el Gobierno regional en una nota remitida a Efe. En esta ocasión, el SES ha adquirido 260.000 dosis de vacuna, que se han distribuido entre las ocho áreas de salud de la Comunidad Autónoma y que suponen un coste económico de 1.301.500 euros.

De las vacunas antigripales administradas este año, 137.390 dosis las han recibido personas mayores de 65 años; 44.895 menores de 65 años con factores de riesgo; y 4.948 dosis se han administrado a personal sanitario. La cobertura de vacunación frente a la gripe en Extremadura en población de 65 años o más es de 68,02 por ciento.

Por áreas de Salud, en Badajoz estos índices son del 59,78%; en Mérida del 77,17%; en Don Benito del 67,46%; en Zafra-Llerena del 64,54%; en Cáceres del 60,72 %; en Coria del 80,10 %; en Navalmoral de la Mata del 77,44%, y en Plasencia del 78,80%. Según explica la Junta, se consideran grupos prioritarios objeto de la vacunación a las personas de 65 a más años, y personas menores de esta edad que por presentar una condición clínica especial tienen un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe o porque el padecer la enfermedad pueda provocar una descompensación de su condición médica.

Así como personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones; personas que, por su ocupación, prestan servicios comunitarios esenciales -policías, bomberos, personal de protección civil y docentes-; viajeros internacionales y personas que, por su ocupación, pueden estar en contacto con aves sospechosas de estar infectadas por virus de gripe aviar altamente patogénicos.

Los objetivos de la campaña de vacunación antigripal son disminuir la incidencia de la enfermedad en toda la población de riesgo, así como el número de complicaciones respiratorias y el de ingresos hospitalarios e, igualmente, disminuir la mortalidad causada por las complicaciones. Partiendo de la premisa de que la vacunación individual tiene un efecto beneficioso en toda la población, pues disminuye la propagación del virus, protegiendo así, indirectamente, a la población no vacunada.

Según datos del Servicio de Estadística y Análisis Sanitario, a través del Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria la acumulación de casos declarados de gripe desde que empezó la temporada epidémica en la primera semana de octubre hasta el 17 de noviembre son 1.451 casos. La incidencia semanal es de 33,06 por cien mil habitantes; la acumulada es de 137,08 por cien mil habitantes, y el índice epidémico acumulado es de 1,09.  Según datos de la Junta, casi el 80 por ciento de muertes por gripe ocurre en el grupo de mayores de 65 años de edad.


Galería de imágenes