•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El municipio cacereño de Garrovillas de Alconétar contará con una residencia de ancianos de 130 plazas para mayores asistidos. Este edificio será el primero de estas características ya que actualmente el pueblo solo dispone de Pisos Tutelados que tienen 20 plazas para mayores válidos y otras 6 para asistidos. "Todas estas plazas están cubiertas y tenemos lista de espera de unas 15 personas", afirmó el alcalde, Pedro Martín, que ayer visitó las obras de la nueva residencia junto con Juan Carlos Campón, director general de Atención a la Dependencia de la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta. El alcalde aseguró que el nuevo edificio "es una necesidad prioritaria".

La residencia se está construyendo sobre un terreno de propiedad municipal de 5.500 metros cuadrados de superficie y constará de dos plantas. Las obras que se ejecutan corresponden a una primera fase.

Para los primeros trabajos la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta ya ha destinado 1.320.000 euros para tres anualidades. El grupo empresarial Axoma de Extremadura es quien se encarga de ejecutar las obras y además quien se hará cargo de la gestión de la residencia tras firmar un convenio con el ayuntamiento para los próximos 30 años. Con este acuerdo la empresa se compromete a financiar 50 de las 130 plazas durante todo ese tiempo, explicó el alcalde.

Pedro Martín señaló que la nueva residencia es un proyecto a largo plazo. De hecho está previsto que en el 2009 se abra una primera parte que permitirá ofrecer 40 plazas. Después, el resto de las dependencias se irán ocupando de forma paulatina. "Será un centro de referencial comarcal", afirmó. Además, se prevé que la residencia origine unos 70 empleos una vez que esté funcionando al completo.