•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Medio centenar de conductores extremeños ha perdido el carnet de conducir tras agotar todos los puntos desde que el pasado 1 de julio del 2006 entró en vigor el nuevo sistema de sanciones, de acuerdo con los últimos datos facilitados por la Delegación del Gobierno. Además, más de 22.000 personas han perdido en la región parte de su saldo por infracciones en la carretera.

En cuanto a la reforma aprobada  por el congreso entrará en vigor antes del próximo puente de la Constitución. A partir de ese momento, conducir a 110 kilómetros por hora en ciudad, a 180 si se circula por carretera o a 200 en autovía supondrá hasta seis meses de cárcel y la suspensión del carnet de uno a cuatro años. Estas mismas penas se impondrán si se da positivo en los test de drogas o en el de alcoholemia con una tasa superior a 1,2 gramos en litro de sangre.

Conducir con temeridad manifiesta, ya sea poniendo en peligro la vida de los demás en un caso concreto o con desprecio a la vida del resto de los usuarios de la vía podrá ser castigado hasta con cinco años de cárcel y la retirada del permiso durante 10 años, tal y como informa El Periódico Extremadura.

Circular con el carnet suspendido, sin haberlo obtenido nunca o después de perder todos los puntos estará penado con un máximo de seis meses de cárcel o una multa y trabajos con las víctimas de tráfico. Esta medida tendrá vigencia a partir de mayo del año próximo en el caso de quienes nunca obtuvieron el permiso.

Por último, la negativa a someterse a los controles de alcoholemia o drogas podrá castigarse con entre tres y seis meses de prisión.


Galería de imágenes