•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Comité Provincial del Ministerio de Defensa en Badajoz, en el que el sindicato UGT y la Asociación Grupo Operativo (AGO) representan al personal laboral del Ministerio en la provincia pacense, anuncia que los servicios jurídicos de UGT estudian la "posibilidad" de presentar una "denuncia ante los órganos judiciales competentes" por una "actitud de abuso de autoridad" del coronel jefe de la Base Menacho de Bótoa (Badajoz).

El presidente del comité, Eusebio Moraga, recuerda que estos "abusos" se sufre desde que tomara posesión de su cargo el coronel hace dos años y que afecta a 51 trabajadores de la base, informa la agencia Europa Press.

Moraga señala que como representantes de estos trabajadores se habían "tomado todas las medidas pertinentes" ante los altos cargos de la base pacense y el Ministerio de Defensa, emitiendo informes y comunicado los hechos puntuales, sin que hasta la fecha los responsables del acuartelamiento se hayan pronunciado.

El responsable sindical matiza que se está a la espera de una resolución por parte de la Subdirección General de Personal Civil, ya que desde ella se habían solicitado informes al respecto a la Base General Menacho.

Tanto para UGT como para la Asociación Grupo Operativo, lo que ocurre en la base Menacho "van en contra de los derechos fundamentales y el respeto a las personas, desde un trato vejatorio", dado que consideran que se ejerce "un abuso de autoridad con actitud caciquil, prepotente y cortijera", que desde el coronel, del que no se facilita nombre "por motivos de seguridad", "impregna a los demás mandos".

Así, relatan que se obliga a fichar en el momento de la incorporación al puesto de trabajo y a apuntar en una carpeta la localización cada vez que se entra o sale, se castigan bajas laborales o se concede la asistencia a cursos de formación y los permisos laborales "de manera arbitraria".

Junto a estas situaciones los sindicatos indican que "no existe trato con los representantes de los trabajadores", a los que incluso se impide el acceso a las dependencias de la base incumpliendo la Ley Orgánica de Libertad Sindical.

Los responsables de UGT y AGO indican que "en caso de persistir" esta actitud con el personal laboral civil de la base se verán "obligados a iniciar movilizaciones".