•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El director general de Planificación Industrial y Energética, Manuel García, ha señalado hoy, en su comparecencia ante la Comisión de la Asamblea para responder sobre la instalación de parques eólicos en la región, que la producción de energía eólica permitirá, entre otras cosas, "la creación de empleo".

Según ha afirmado Manuel García, la Junta de Extremadura viene actuando desde hace años para impulsar el desarrollo de las energías renovables en Extremadura.

Entre los beneficios que reportan las energías renovables, García ha destacado que evitan el uso de combustibles fósiles, con la consiguiente disminución de emisiones de CO2, de forma que suponen una medida eficaz contra el cambio climático. Además, implican creación de riqueza en zonas rurales, aprovechando emplazamientos improductivos para otras actividades.

En concreto, el Decreto de 30 de agosto por el que se regula el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de energía eólica, en Extremadura, desarrolla los procedimientos, condiciones, plazos y criterios que han de regir para dicha autorización, basados en principios de transparencia, publicidad y coordinación administrativa con el fin de lograr el eficaz aprovechamiento de los previsibles potenciales eólicos.

En este sentido, Manuel García considera que el citado Decreto "es un magnífico instrumento" para desarrollar la energía eólica porque permite analizar conjuntamente todos lo proyectos, lo que facilita priorizar cuando concurren varios en una misma zona. Asimismo, excluye algunas zonas por motivos ambientales y, para el resto del territorio, exige una evaluación de impacto ambiental, con participación pública. Pero, sobre todo, permitirá la creación de puestos de trabajo.

No obstante, el director general afirma que este decreto "también se caracteriza por su elevada exigencia, en concordancia con el objetivo de garantizar el desarrollo sostenible de la Comunidad Autónoma".

Más de 100 solicitudes
En diciembre de 2006 se publicaron en el DOE y en los BOP de Cáceres y Badajoz los anuncios sobre información pública de las 116 solicitudes inmersas en el trámite de autorización administrativa. Como consecuencia de ello, se presentaron más de 4000 alegaciones a los proyectos.

El 5 de junio de 2007, el Consejo de Gobierno acordó denegar las 116 solicitudes de autorización administrativa para la instalación de parques eólicos en Extremadura.

Los acuerdos de denegación fueron motivados por incumplimientos de diversa índole. De esta forma, sólo 46 de las 116 solicitudes pudieron ser sometidas a declaración de impacto ambiental y, entre ellas, 28 obtuvieron una DIA favorable (18 con DIA desfavorable).

Además, en un número muy elevado de solicitudes no se acreditó el requisito de ostentar la disponibilidad de los bienes o derechos afectados por el proyecto de explotación (incluyendo línea eléctrica de evacuación, subestación, etc.), y de la adecuación del proyecto a la situación de planeamiento urbanístico vigente, en el área de implantación prevista. En algunos casos, ni siquiera se acompañaba una relación detallada de esos bienes o derechos que hubieran resultado afectados por el parque eólico.

También, en un número muy elevado de solicitudes no se contempló en el proyecto de la explotación una descripción singularizada de las obras o instalaciones (incluyendo línea eléctrica de evacuación, subestación, etc.), así como el requisito relativo al punto de evacuación de la energía producida, con justificación del mismo. En definitiva, las características y trazado de las infraestructuras de evacuación de la energía producida.

En muchos casos no se contempló, en el proyecto de la explotación, un proyecto empresarial que garantizase un mínimo de creación de tres empleos estables y directos en proyectos industriales y/ o empresariales promovidos con ocasión de la instalación del parque, pero diferentes a los creados por la construcción y mantenimiento del mismo, por cada megavatio de potencia que se pretenda instalar en el parque, en el área de influencia socioeconómica de dicho parque.

Dicha área se corresponde con el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura comprendido en los límites territoriales de la mancomunidad o mancomunidades integrales en las que se instale, o bien el territorio de la Comunidad Autónoma de Extremadura que diste menos de treinta kilómetros en línea recta desde cualquier punto del parque eólico.

Segunda convocatoria
Vista la experiencia obtenida en la primera convocatoria en la que, a pesar del elevado nivel de exigencia que caracteriza el Decreto, se ha constatado un enorme interés por el desarrollo de la actividad a tenor del elevado número de proyectos presentados, el 7 de junio de 2007 se publicó en el DOE la Orden por la que se abre nueva convocatoria para la presentación de solicitudes.

Con ello se pretende aprovechar la oportunidad para crear empleo en la región a través de la implantación de parques eólicos en Extremadura, siempre que cumplan lo preceptuado en el Decreto.

Los interesados en participar en esta segunda convocatoria que formularon solicitud al amparo del procedimiento anterior pueden dar por presentados los documentos que obran en su expediente.

Finalmente, durante estos últimos meses, la dirección General de Planificación Industrial ha mantenido diversas reuniones con la mayoría de los promotores que participaron en la primera convocatoria para explicarles los incumplimientos detectados en cada uno de sus proyectos de forma individual.

Manuel García ha señalado que "ha habido absoluta unanimidad entre los solicitantes al reconocer que los mencionados incumplimientos eran objetivos y ciertos, a la vez que agradecían la actitud positiva de ayudarles. Además, la mayoría de los solicitantes ha manifestado su voluntad de acudir a la nueva convocatoria".

Finalmente, el director general de Planificación Industrial ha manifestado que habría sido "una irresponsabilidad política y administrativa, y habría generado una grave inseguridad jurídica, haber autorizado alguno de los expedientes, cuando objetivamente todos ellos incumplían, en mayor o menor grado, alguno de los requisitos establecidos".