•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura tiene 341.606 hectáreas en riesgo alto o muy alto de desertificación, lo que supone el 8,20% de su territorio, y la región es, junto a Murcia y la Comunidad Valenciana, una de las de mayor porcentaje de su espacio sometido a riesgo.

Así se refleja en un artículo publicado en el último número de Carta Local , la revista de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), tal y como informa El Periódico Extremadura.

En el trabajo titulado Programa Nacional contra la Desertificación se explica que en el país se destinan 6.533 millones para luchar entre el 2007 y el 2010 contra este problema medioambiental.

Para tratar de paliarlo, se trabaja en cuestiones como la restauración hidrológico-forestal, el tratamiento de los montes para frenar la erosión y la prevención y la extinción de los incendios forestales. Además, este programa atañe a la modernización de los regadíos, todo para frenar la degradación de los suelos y el avance de la desertificación.

En cuanto a Extremadura, se señala que de las 341.606 hectáreas en riesgo, 7.343 se halla en situación de riesgo muy alto y 334.263 en el de alto. Tiene, además, 907.493 en riesgo medio y 3.521.879 en riesgo bajo.