•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La delegación extremeña de la Asociación Nacional de Empresarios y Profesionales Autónomos (ASNEPA) solicita a la Administración que tome las medidas pertinentes contra las extorsiones que sufren los empresarios cacereños por parte de una banda que les obliga a contratar a sus guardas de seguridad.

Según informa El Periódico Extremadura, muchos de estos empresarios, del sector de la construcción, no tienen más remedio que sucumbir al chantaje, ya que temen que sus negocios se vean afectados por la actuación de esta banda. Se trata de una práctica que en los últimos tiempos se está convirtiendo en habitual en numerosas ciudades extremeñas como Cáceres o Mérida, y que muchos constructores no se atreven a denunciar por miedo a las represalias, afirma.

Anuncios

Por ello, los responsables de la asociación llaman la atención de las autoridades "para que tomen las medidas pertinentes y cesen estos graves hechos conocidos por todos". Además, la organización alerta al sector para que no consientan la situación, ya que es la única manera de atajar las amenazas. Para ello, es necesaria una mayor unión del colectivo que le permita luchar conjunta y eficazmente "contra estas coacciones que están proliferando de manera preocupante".

Anuncios

Por su parte, el delegado de ASNEPA en Extremadura, Jesús Manzano, lamenta "la inseguridad en sus negocios a la que tienen que enfrentarse a diario autónomos y empresarios", ya que a este nuevo método de intimidación "hay que añadirle los robos que sufren en sus negocios". Considera que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad no pueden vigilar constantemente cada empresa y que contratar vigilancia privada supone un alto coste "que no todos los pequeños y medianos empresarios pueden asumir". Por ello, cree que hay que implicar a las instituciones en la búsqueda de soluciones mixtas y garantizar que el peso de la ley recaiga "sobre estos delincuentes, que en la mayoría de los casos son viejos conocidos de las autoridades".


Galería de imágenes