•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Ayuntamiento de la localidad de Moraleja ha finalizado las obras de ampliación del antiguo cementerio con la construcción de 120 nichos. Ahora, el consistorio estudia incrementar la capacidad del camposanto diseñado por el arquitecto Lorenzo Fernández Ordóñez, un proyecto que fue elegido para formar parte de la Bienal de Arquitectura celebrada el pasado año en la ciudad de Pamplona.

Además de la construcción de los nichos, se ha dotado al cementerio de tres aseos que estarán listos antes de la próxima celebración del Día de Todos Los Santos, según las previsiones que maneja el ayuntamiento. Las obras de ampliación comenzaron a realizarse la pasada legislatura en la losa central del nuevo camposanto, pero los trabajos se paralizaron ante las protestas del PP que insistió en que no se podían levantar "nichos prefabricados en la losa porque atentan contra una de las mejoras obras de la arquitectura española". De este modo, el nuevo equipo de gobierno optó por incrementar la capacidad de las instalaciones aprovechando un muro del cerramiento del cementerio para proceder a la construcción de los nuevos nichos. La idea suscitó las críticas de los concejales del PSOE que manifestaron que en ese muro se había producido algunos fusilamientos. "No hemos podido comprobar este hecho y si hubiera sido así no es una aberración levantar nichos en el muro", manifestó el teniente de alcalde, Carlos Lomo.

El proyecto de Lorenzo Fernández Ordóñez presenta varias fases e incluye la creación de una capilla y la construcción de más tumbas. Será necesario expropiar terrenos para poder acometer esta mejora del cementerio que cuenta con la peculiaridad de que los nichos son horizontales y de que un pequeño estanque con vegetación da paso a la zona de enterramientos.