•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El delegado de Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Mérida, Julio César Fuster, indicó que van a denunciar en la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil el sabotaje informático que ha sufrido el ayuntamiento y que ha afectado a los ordenadores de la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo.

Los hechos ocurrieron el 31 de agosto y el 3 de septiembre, cuando se produjo una sobreocupación de la memoria que no permitió guardar ningún documento en el servidor, y el borrado del índice de la ubicación de los expedientes urbanísticos.

Además, el 21 de septiembre se produjo otro ataque que borró el histórico de los servidores, lo que según explicó Fuster, imposibilita saber quién entró en los ordenadores.

Por ello, el ayuntamiento ha tomado una serie de medidas, como limitar el acceso a los servidores a una sola persona, videovigilancia en la sala del servidor para registrar a todo el que acceda a ella y un código de acceso diferente para cada persona.

El delegado de Nuevas Tecnologías aseguró "no entender" cómo no se ha invertido antes por parte de la anterior corporación en la modernización del sistema informático, puesto que el sistema operativo utilizado, el Pick, data de principio de los 80 y del servidor "ni tan siquiera hay piezas de recambio porque ya no se fabrica".

Además, el ayuntamiento desarrollará, antes de tres meses, un Plan de Desarrollo Tecnológico para los próximos 12 años e impondrá el sistema informático extremeño de software libre gnuLinEx en la gestión administrativa, para mejorar la seguridad y ahorrar costes.

En este plan informático colaborarán económicamente la Junta de Extremadura y el Ministerio de Administraciones Públicas para que los emeritenses puedan tramitar consultas en el ayuntamiento a través de vía telemática antes de que entre en vigor, en diciembre de 2009, la Ley de Administraciones Electrónicas.


Galería de imágenes