•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Mancomunidad Sierra de San Pedro trabaja ya en la elaboración de un decálogo que tendrá como fin "evitar la emigración de los jóvenes de las zonas rurales", afirmó el presidente de la agrupación, Juan Garlito. Precisamente, Garlito ha sido el promotor de esta iniciativa en la que se pretende que se impliquen directamente los jóvenes. Actualmente, la mancomunidad, integrada por nueve pueblos, cuenta con unos 16.000 habitantes de los que 4.800 son jóvenes menores de 30 años, es decir, el 30% de la población.

Garlito explicó que el índice de paro en la zona "no es elevado", pero matizó que hay otras circunstancias que ocasionan que muchos jóvenes de la comarca se marchen a las grandes ciudades. En primer lugar, destacó la escasa oferta de ocio que actualmente ofrecen las zonas rurales en comparación con las ciudades que ofrecen un abanico más amplio para divertirse.

Además, en las zonas rurales las posibilidades para continuar su formación "se ven limitadas", señaló. Finalmente, Garlito manifestó que en las grandes ciudades "encuentran más posibilidades para fomentar sus relaciones personales", añadió.

Juan Garlito explicó que serán los propios jóvenes de la localidad los que participarán directamente en la elaboración de dicho decálogo que se incluirá en la Agenda 21 y en el Plan Estratégico de la mancomunidad. La participación para elaborar las propuestas se hará a través del Consejo de Juventud de la mancomunidad que está en fase de constitución. Además, "haremos reuniones y mesas sectoriales", añadió Garlito que aprovechó para pedir a los jóvenes un mayor compromiso. "Ellos son el futuro y me gustaría que fueran críticos, constructivos, que hagan propuestas y que se impliquen", subrayó.


Galería de imágenes