•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El estudio informativo de la autovía autonómica Ex-A4 entre Cáceres y Badajoz subraya la necesidad de construir esta infraestructura para dar un mayor impulso económico a las dos ciudades y, por extensión, a toda la comunidad autónoma. Así lo recoge el documento encargado por la Junta, al que ha tenido acceso El Periódico Extremadura y en el que se plantean cuatro posibles corredores para su diseño, todos ellos ya rechazados por los colectivos ecologistas.

De acuerdo con el informe, no realizar este proyecto "supone una merma importante al desarrollo económico, tanto de Cáceres y Badajoz, como de Extremadura, y una limitación importante al desarrollo de la parte oeste de la comunidad". En este sentido, señala que la ausencia de una vía rápida entre ambas ciudades –actualmente están enlazadas por la carretera convencional Ex-100– provoca una situación de "falta de actividad económica y de atractivo empresarial" constatable si se compara con otras zonas de la región.

Por ello, subraya que la nueva infraestructura "generará un efecto inductor no solo al volumen del tráfico sino a las relaciones entre ambas capitales de provincia –que abarcan el 25% de la población extremeña–". De esta forma se resolvería el problema de la baja densidad de tráfico que soporta la Ex-100 y que, según el Plan Director de Infraestructuras, no permitiría su conversión en autovía. Para ello se exige un umbral mínimo de 8.000 vehículos diarios, estudiable a partir de los 5.000. De acuerdo con la Junta, por esta vía circulan una media superior a los 4.000 automóviles al día.