•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un total de 17 personas perdieron la vida en los meses de julio y agosto en las carreteras extremeñas, el mismo número que en 2006, mientras que en comunidades como Galicia, Madrid y Asturias el número de víctimas se experimentó una subida considerable.

Según datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT) a la agencia Efe, 540 personas fallecieron en las carreteras españolas durante este verano, lo que supone un aumento del 2,27 por ciento en relación con las cifras del mismo periodo de 2006. Galicia, con 13 víctimas mortales más que en 2006, fue la comunidad que registró el mayor incremento, seguida de la Comunidad de Madrid, con siete muertos más que en verano del año pasado, y Asturias, con seis. Por el contrario y también respecto al pasado verano, el número de muertos en carretera descendió en la Comunidad Valenciana (-16), Aragón (-10), Andalucía (-5), Navarra (-4), Canarias (-2) y Castilla-La Mancha (-1).

Anuncios

Galería de imágenes