•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El edificio de la nueva residencia para enfermos de alzhéimer iniciará su actividad en diciembre, según ha informado la Consejería de Sanidad y Dependencia de la Junta de Extremadura.

Aunque la obra está "casi finiquitada", explican las mismas fuentes, aún falta por contratar al personal que trabajará en el centro, entre los que estarán psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales y auxiliares, entre otros. La Junta también ha informado de que "ya se ha aprobado la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) donde se explica el número de trabajadores y los perfiles, por lo que en breve se van a convocar las plazas a concurso público", argumentó, pero sin especificar ninguna fecha.

Para dotar las instalaciones del mobiliario necesario, la Junta ya está llevando a cabo diversas gestiones con una entidad bancaria. De esta forma, Sanidad y Dependencia está ultimando diversos aspectos para que el centro se inaugure el último mes del año y esté preparado para recibir y atender a 96 personas, 80 enfermos y 16 mayores.

La consejería, que estudiará detenida y personalmente cada caso, ya está admitiendo las solicitudes de los futuros pacientes que van a poder beneficiarse de la apertura de este nuevo centro, ubicado en la antigua colonia de La Inmaculada.

El edificio consta de cuatro plantas –la baja para servicios comunes, primera y segunda para los enfermos de alzhéimer y la tercera para mayores dependientes– y ocupa un 20% de los 10.000 metros cedidos por el ayuntamiento para el desarrollo de esta actividad.


Galería de imágenes