•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Las hermanas del joven discapacitado desaparecido hace un mes en Béjar (Salamanca), y cuya búsqueda se centró desde un primer momento en la zona de Hervás y Baños de Montemayor, ya en la provincia de Cáceres aunque ubicadas a unos 20 kilómetros del citado municipio salmantino, asumen ya que se está buscando su cadáver.

Pilar y Casti Morante asumen que la búsqueda de su hermano José Luis, desaparecido en Béjar (Salamanca) el pasado 13 de julio, se centra en "encontrar un cadáver", aunque no pierden "del todo" las esperanzas de hallar con vida a su hermano, de 26 años y con deficiencia psicológica.

La familia de José Luis perdió su pista en la noche del pasado 13 de julio, cuando no regresó después de salir de la zona de bares de Béjar, donde trabajaba como pinchadiscos en un local. "Es una persona muy confiada y nos da miedo que le pudieran engañar y que se fuera con cualquiera que luego le hiciera daño", indicó Casti en declaraciones a Europa Press.

La investigación se centró desde un primer momento en la zona de Hervás y Baños de Montemayor, ya en la provincia de Cáceres pero ubicadas a unos 20 kilómetros de Béjar. Los testimonios de varias personas indicaron que vieron a José Luis subirse a un vehículo en el aparcamiento de uno de los clubes de alterne que existen en estas localidades cacereñas.

De hecho, las indagaciones de la Policía han conducido a la detención de tres personas, de las que dos, un varón y una mujer, permanecen bajo custodia judicial. "Tenemos conocimiento de que iba con ellos alguna vez, porque la gente le ha visto con ellos", señaló Pilar Morante, que añadió que desconoce si tuvo algún problema con dichas personas.

Las hermanas de José Luis subrayaron que "sólo" quieren saber "dónde está" tanto si continúa con vida como si encuentran su cuerpo. "Queremos tenerlo ya", añadió Pilar, quien apuntó que "desde el primer día" en el que denunciaron su desaparición esperan que el caso se resuelva "en unos días" y que, por ese motivo, la situación les afecta anímicamente.

En las palabras de Pilar y Casti se puede ver que no todos en la familia mantienen alguna esperanza de que José Luis esté vivo. "Necesita siempre un punto de apoyo, no podría estar un mes fuera de casa él sólo", indicó Pilar, que, al contrario que su hermana Casti, se refiere al desaparecido siempre con verbos en tiempo presente.

"Era un chico muy conocido en Béjar, no se metía en problemas ni en líos, sino todo lo contrario. Pinchaba en un bar de copas, porque hacía amistad muy rápido con la gente y le apreciaban mucho", afirmó Casti Morante, que insistió en su temor de que la afabilidad y la inocencia de José Luis le traicionara.


Galería de imágenes