•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Una gran afluencia de público llenó ayer las calles de Coria. Entre 15.000 y 20.000 personas disfrutaron de la decimotercera edición del Jueves Turístico, según informó la Policía Local. El aumento de puestos con respecto a otros años y las suaves temperaturas que se registraron a lo largo de toda la jornada animaron a miles de visitantes a acudir a la ciudad a pasar buena parte del día.

Flautas a 50 euros elaboradas en madera de olivo por el artesano Félix Torres, de Hoyos; abanicos a 90 euros bordados a mano por la cacereña Presentación Santano; y más de 20 variedades de deliciosos dulces fabricados por Teresa Casillas, de Coria, son algunos de los productos que ayer el público pudo comprar en los más de 200 stands que se instalaron con motivo del XIII Jueves Turístico que se celebró en Coria durante toda la mañana. "La gente que viene se para para ver los stands y compra, es una feria donde sí merece la pena venir", comentó Mario Fernández, ceramista de Toledo.

Este artesano, que con la de ayer ya ha participado en tres ediciones, explicó que sus propios compañeros le recomendaron asistir a esta feria. "Supe de esta feria por otros ceramistas y decidí probar, además de que me ocasiona poco gasto también vendo", comentó. En su caso, lo que más le demandó ayer el público fueron elementos de decoración para la casa.

Raro es el producto que uno no encuentra en el Jueves Turístico de Coria. De hecho, cada año los puestos son más, así como su variedad. Muestra de ello es el stand de Narciso Mateos, distribuidor de motos Kenrod en Sierra de Gata y la comarca del Valle del Alagón, que por primera vez ha participado en esta feria. "Aunque no vendamos, sólo con presentar nuestro productos estamos satisfechos", comentó Mateos. Pero, la jornada le resultó mejor de lo esperado ya que a media mañana ya tenía vendida una moto Kenrod de 2.200 euros.

La gran afluencia de público, unas 20.000 personas según fuentes de la policía local, hace que un año más pueda hacerse un balance satisfactorio de esta fiesta dedicada al comercio y a la artesanía. "Ha sido un gran éxito, cada año se va consolidando la fiesta", afirmó el alcalde, Juan Valle, que además resaltó que el museo de la cárcel real recibió 1.500 visitas y la oficina de turismo otras 1.000. El ayuntamiento, principal promotor de este evento, trabaja cada año por mejorar el mercado y para ello al acabar el evento repartió entre los más de 200 artesanos y comerciantes una encuesta para recoger propuestas y conocer la opinión sobre otras planteadas por el consistorio.


Galería de imágenes