•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Extremadura está viviendo uno de los veranos más suaves desde que existen registros normalizados de temperaturas. Ni junio ni julio están alcanzando los niveles de calor normales, según los datos del Instituto Nacional de Meteorología (INM). De hecho, en los días transcurridos del presente mes, a punto de finalizar, apenas en seis o siete ocasiones se han superado los valores medios de temperatura, elaborados según los registros de los últimos 37 años.

De este modo, la media de temperaturas máximas en Badajoz roza los 33º, cuando lo normal sería una media de 1,5º por encima. En cuanto a las mínimas –también de Badajoz– están algo más cercanas a las medias históricas, que se sitúan en los 17 grados centígrados, tal y como publica El Periódico Extremadura.

En Cáceres la situación es todavía más llamativa. Mientras las máximas se alejan más de 1,5 grados centígrados de lo que sería normal, las mínimas están 2º por debajo de estos registros históricos. De hecho, los niveles que se están alcanzando en lo que va de julio se acercan más a lo que sería normal en septiembre, cuando los días son bastante más cortos.

Así, la media de temperaturas medias en Cáceres es idéntica al julio más fresco del que se tiene constancia en los datos del INM, que fue el de 1983.


Galería de imágenes