•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente electo de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha tomado posesión de su nuevo cargo en el patio noble de la Asamblea de Extremadura, en Mérida.

 

La consejera de presidencia en funciones Casilda Gutiérrez como secretaria en funciones del consejo de gobierno de la Junta, leyó el real decreto de nombramiento de presidente de la Junta de Extremadura

Fernández Vara prometió "cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente de la Junta de Extremadura, con lealtad a su majestad el rey y guardar y hacer guardar la constitución como norma fundamental del estado , el estatuto de autonomía y mantener secreto de la liberaciones del consejo de gobierno". Con lo que el repleto patio noble "rompió" a aplausos.

Al acto han asistido el presidente en funciones del Ejecutivo regional, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, y el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla Segura, las ministras de Cultura, Carmen Calvo, y de Vivienda, Maria Antonia Trujillo, además del secretario de Organización del PSOE, José Blanco, y el secretario general de UGT, Cándido Méndez. En la Toma de Posesión de intervinieron Guillermo Fernández Vara como Presidente de la Junta de Extremadura, Rodríguez Ibarra y el Ministro de Administraciones Públicas Jordi Sevilla.

El nuevo presidente aseguró que es así porque los ciudadanos y los 38 diputados socialista lo han querido, y que a partir de hoy es el presidente de todos los extremeños. "Es una oportunidad única y en esta región no sobra nadie", insistió y añadió que, pretende cumplir el contrato que tiene con los ciudadanos que nace de un programa electoral . "El futuro de Extremadura depende de nosotros, tenemos que tener confianza en lo que somos y en que podemos porque nadie nos va arreglar nada". Por todo ello, convoco a los extremeños a trabajar y a madrugar mañana porque "el futuro esta en nuestra manos".

 

Para Vara es muy importante no perder la sensación de pertenencia a algo, ya que "es muy importante en la vida", y recordó que el año próximo se celebran los 25 años de Extremadura que celebraremos por "todo lo alto". En este sentido, afirmó que los extremeños hemos cambiado el sitio que la historia nos tenía reservado y reivindicó el esfuerzo que han hecho posible que así no sea.

Del mismo modo, señaló que aspiramos a ser felices en nuestra tierra, y subrayó que la felicidad esta en el valor de los pequeños detalles como en la calidad de la vida.

Vara también se acordó de su familia que le ha apoyado y permitido renunciar a parte de su tiempo para dedicarlo a los extremeños.