•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La producción de aceite de oliva de la próxima campaña no superará los 1,2 millones de toneladas, ya que pese a las lluvias de la primavera, muy beneficiosas para el olivar, se están produciendo problemas en la floración y cuajado de los frutos, lo que dará como resultado una cosecha similar a la actual, que se eleva a 1,1 millones de toneladas.

Estos datos se pusieron de manifiesto durante la reunión del sector del olivar de COAG, celebrada ayer en Madrid, en la que Gregorio López Martínez será el responsable del sector de la organización agraria durante los próximos cuatro años.

Durante el transcurso de la misma, COAG estimó que, con las existencias actuales (536.000 toneladas), no habrá problemas para cubrir el enlace de campañas sin que se produzcan tensiones en los precios que "sólo perjudican y en la mayoría de los casos se traducen en descensos del consumo".

Igualmente, se establecieron las principales líneas de trabajo del sector para los próximos años, entre ellas la mejora del seguro de explotación de olivar, la reducción de los costes de producción, la apuesta por la calidad de los aceites de oliva y aceitunas de mesa y el refuerzo de los controles de calidad y transparencia de mercado por parte de las Administraciones públicas.

Además, COAG seguirá trabajando para resolver los problemas derivados de la incorporación del sector del olivar en el régimen de pago único, que, a su juicio, provocan retrasos en los pagos de las ayudas, su recorte o hasta en algunas ocasiones su pérdida.