•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Talayuela, junio de 2007. Una empresa madrileña ha destapado la caja de los truenos en Talayuela y su entorno al anunciar la construcción de un complejo hotelero de lujo en Pueblonuevo de Miramontes con una inversión de 135 millones de euros (unos 22.500 millones de las antiguas pesetas).El proyecto se llama “El Encanto de Miramontes” y lo promueve la empresa Eurodealers Brokers, S.L., domiciada en la madrileña calle de Cervantes, cuyo máximo responsable es el empresario gaditano Fernando Candorcio, que fue fundador de Bosques Naturales. S.A. El complejo no sólo contempla la construcción de un hotel de cinco estrellas con forma hexagonal, sino también un centro comercial, baños termales, servicio de guardería, concesionarios de automóviles e, incluso, un tanatorio; todo un “resort” apoyado en una compleja red de comunicaciones, 300 aparcamientos y la más sofisticada ingeniería para hacer posible que los sueños se transformen en realidad.¿Porqué construir un complejo de estas características en una entidad local poco poblada y con pocas expectativas de negocio? Candorcio aclara que “el lugar es casi anecdótico; lo importante es el proyecto”. ¿Y quién financiará una inversión de esta envergadura? Y Candorcio insiste: “No hay respaldo financiero porque no hace falta; hay señores que compran una reserva para participar en el negocio, es un producto que se paga a sÍ mismo y te paga a ti la vida, es un producto totalmente solvente”. 

POCA CREDIBILIDAD

Mucha filosofía y poca credibilidad para un proyecto que, según Chemi Pinteño, otro de los promotores, “es único en Europa y en el mundo”. Es tal su exclusividad que la sociedad, constituida con 3.000 euros de capital, ha intentado ponerlo en marcha en diversos lugares sin éxito. Eso es lo que ocurrió en 2004 en Madarcos, el municipio más pequeño de la comunidad de Madrid, con sólo 14 vecinos, y posteriormente en Dos Hermanas (Sevilla) y Rociana del Condado (Huelva). De hecho, el diseño arquitectónico presentado en el avance del plan de negocios de El Encanto de Miramontes -realizado por el arquitecto Felipe Petit, que también participa en la iniciativa-, es el mismo que el que se empleó para Dos Hermanas.Candorcio reconoce que Eurodealers Brokers, S.L  “es una compañía instrumental que ha iniciado varios proyectos y que ahora no está operando”. Demasiada responsabilidad para impulsar un proyecto que, según sus promotores “es un hotel que aloja instrumentos de vida y de producción de riqueza y que tiene numerosos negocios complementarios”. Y tanto. La formación política Iniciativa Habitable denunció ayer que Chemi Pinteño, junto a Eva Fontecha, “se dedica a la edición de libros y otras actividades, como el doblaje de la película pornográfica La mano libre.Pero Fernando Candorcio trata de disipar cualquier duda al respecto: “El Encanto es una integración de actividades económicas; se necesitan seis o siete hectáreas en cualquier sitio, pero si está entre dos parques naturales y a 150 kilómetros de Madrid, mejor”.La sociedad promotora dice que “no es necesario hacer estudios de mercado, porque la zona no importa”. Tampoco es obstáculo que Pueblonuevo de Miramontes tenga poco más de 800 habitantes, sólo 300 más del número de habitaciones previstas para el complejo hotelero.

UN NEGOCIO PARA LA VIDA

Pinteño afirma que “es un negocio para la vida” que abarca un ciclo completo de la existencia del hombre: por eso hay guardería y tanatorio. Según este promotor, un pleno del Ayuntamiento de Pueblonuevo de Miramontes aprobó el proyecto, pero lo cierto es que sólo hay una comunicación de su alcalde, José Antonio Montes, a los empresarios, en la que les indica que está interesado “en que el proyecto se lleve a cabo dentro de su ámbito territorial”. El compromiso del ayuntamiento, fechado el 12 de abril, pasa por respaldar el proyecto “una vez que se formalice la petición”.Según IH esta es “una de las promesas electorales estrella en el término de Talayuela”. Esta formación política ha alertado de que en el domicilio social de la empresa promotora no existe ninguna oficina, sino un destartalado edificio. Asimismo, en el libro promocional de más de 100 páginas que se ha distribuido gratuitamente aparece la publicidad de entidades bancarias y prestigiosos establecimientos comerciales que nada tienen que ver con el negocio.Según IH, en Madarcos, Fernando Candorcio ofreció a los vecinos entrar como socios a cambio de la cesión de terrenos, pero cuando estos optaron por vendérselos, se fue y no volvieron a saber nada de él.Tras las últimas elecciones municipales, que ha supuesto una debacle electoral para los socialistas en Talayuela al perder la mitad de su electorado, el grupo promotor del complejo ha intentado reactivar lo que, según afirman, ya tenían prácticamente logrado con el equipo de gobierno anterior. Así, el pasado 7 de junio, los directivos de la sociedad registraron un nuevo escrito en el Ayuntamiento de Pueblonuevo de Miramontes en el que solicitan la colaboración de las autoridades en la búsqueda de terrenos para poner en marcha esta iniciativa que tantos recelos ha despertado.