Los jóvenes de una escuela del sur de Etiopía se formarán con ordenadores que han sido donados por el Área de Salud de Plasencia gracias a la intermediación de una organización de voluntarios que centra su atención en cooperar con grupos  especialmente desfavorecidos de aquel país.

El Servicio Extremeño de Salud (SES), a través de este área de Salud, ha realizado una donación de 40 equipos informáticos que se encontraban en desuso a una escuela de formación profesional en la Woreda de Aari, al sur de Etiopía, con la mediación de la Fundación Allegro.

Estos equipos han sido cedidos de manera gratuita con el propósito de ser reutilizados en la formación de jóvenes, para promover la paz, reducir el desempleo juvenil y contribuir al desarrollo económico de Etiopía.

La Junta de Extremadura ha dado a conocer estos detalles por considerar que es fundamental ofrecer diversas oportunidades profesionales a estos jóvenes para mitigar la violencia en el país, especialmente debido a la falta de oportunidades laborales tradicionales, como la ganadería, debido a la presión demográfica, lo que deriva en conflictos por los escasos recursos.

DESTINO DEL MATERIAL INFORMÁTICO 

Los ordenadores se destinarán tanto a la biblioteca como al departamento de Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC), aspectos que escasean en el país debido a su elevado costo.

Además de los equipos informáticos, la escuela también ofrece formación en automoción, construcción, edificación e enstalación eléctrica, así como en producción de cultivos.

Es importante destacar que, además de la cesión de este material informático, el Área de Salud de Plasencia también ha donado material sanitario al hospital de Wukro, ubicado al norte de Etiopía, que fue devastado por los conflictos en la región de Tigray.