El Geoparque Mundial UNESCO Villuercas Ibores Jara está de enhorabuena y es que el viernes 8 de diciembre el Consejo UNESCO de Geoparques tomó la decisión de revalidar su Tarjeta Verde (Green Card) con lo que mantiene su permanencia como territorio UNESCO durante cuatro años más. Desde la Diputación de Cáceres, la vicepresidenta primera de territorio, igualdad y cultura, Esther Gutiérrez, ha agradecido a todos los miembros que forman parte del Geoaparque, y especialmente a todas las personan que viven en el territorio «la implicación, el esfuerzo y la valentía con la que están trabajando, un proyecto que es de todas y de todos y que ha sido reconocido por los evaluadores y por los miembros del Consejo UNESCO de Geoparques»

«Es una noticia excelente que viene a reconocer y a visualizar los objetivos que se habían marcado y lo han hecho por unanimidad, destacando la buena estructura de gestión que tiene el Geoparque y calificándolo como un Geoparque excelente. Esto es gracias a un trabajo colaborativo de estos últimos cuatro años tanto desde la Diputación como de ayuntamientos, organizaciones empresariales, instituciones y toda la población del territorio a la que queremos felicitar desde la Diputación de Cáceres» ha añadido.

El pasado mes de noviembre evaluadores procedentes de Canadá y Alemania recorrieron el Geoparque Mundial Unesco Villuercas Ibores Jara para comprobar los avances que se habían realizado en los últimos cuatro años. Una visita cuyas conclusiones serían la base para que representantes de la UNESCO realizarán una valoración y determinar  si el Geoparque cacereño cumplía las condiciones  para conseguir revalidar su «Green Card», Tajeta Verde que certifica la revalidación del Geoparque como territorio UNESCO. Los expertos basan su evaluación en las infraestructuras y servicios, las acciones de educación, investigación y difusión y en la  estrategia para contribuir al desarrollo sostenible de su territorio además de la implicación de todos los actores.

Además, el consejo UNESCO de Geoparques, no ha dado ninguna «Tarjeta amarilla» al Geoparque lo que significa que «estamos trabajando en los parámetros que la RED considera acertados para mantener la permanencia en el organismo» ha apuntado la Esther Gutiérrez.

Finalmente la vicepresidenta ha destacado que «el Geoparque supone una oportunidad para la investigación, la conservación de los recursos valiosos y el geoparque ha creado una seña de identidad del territorio que está generando oportunidades de emprendimiento».

MIEMBROS DEL GEOPARQUE

Forman parte de la gestión del Geoparque la Diputación Provincial de Cáceres; Junta de Extremadura; Universidad de Extremadura; Mancomunidad Integral de Villuercas Ibores Jara; Grupo de Acción Local APRODERVI, Asociación de empresas Turísticas del Geparque Villuercas, Ibores, Jara, Geovilluercas, Asociación Geológica de Extremadura y los 20 municipios que conforman el territorio:

Aldeacentenera, Alía, Berzocana, Cabañas del Castillo, Campillo de Deleitosa, Cañamero, Carrascalejo, Castañar de Ibor, Deleitosa, Fresnedoso de Ibor, Garvín de la Jara, Guadalupe, Logrosán, Navalvillar de Ibor, Navatrasierra, Navezuelas, Peraleda de San Román, Robledollano, Valdelacasa de Tajo y Villar de Pedroso.

HISTORIA DEL GEOPARQUE

El Geoparque Mundial de la UNESCO Villuercas-Ibores-Jara forma parte de la Red Europea de Geoparques (EGN) y de la Red Mundial de Geoparques (GGN) desde 2011. Situado al sureste de la provincia de Cáceres, entre las cuencas del Tajo y del Guadiana, tiene una superficie de 2.544 km² .

Debido a su gran riqueza geológica que tuvo origen hace 600 millones de años, hoy contemplamos una sucesión de sierras y valles paralelos que son el mejor ejemplo del relieve apalachense. Por otra parte, se trata del único Geoparque en el mundo con fósiles de Cloudina, uno de los primeros animales conocidos capaces de generar un exoesqueleto mineralizado (una concha).

En la foto de la noticia, reunión para revalidar la Tarjeta Verde.