El mantenimiento y la conservación de los templos se ha convertido en uno de los principales problemas de la diócesis en los últimos años, que conlleva importantes esfuerzos, sobre todo a nivel económico, para que las distintas iglesias, que se erigen como los edificios más importantes de cada uno de los municipios, puedan no sólo recuperar su mejor estado, sino adecuarse a la perfección para su verdadera función de culto religioso.

En los últimos años, la Diócesis de Plasencia ha podido contar con el apoyo de las Diputaciones de Salamanca y de Badajoz, con las que el Obispado, a través de su Delegación de Patrimonio, tiene firmados sendos convenios que, en este momento, le permitirá acometer obras en hasta once templos.

En el caso de la Diputación de Salamanca, en septiembre pasado se firmó un convenio bianual por el que cada institución aportará 60.000 euros para mantener, sobre todo, el buen estado de las cubiertas, los muros y adecuación de las fachadas. Expira en septiembre de 2024.

Con este presupuesto, está proyectada la intervención en siete edificios: proyecto de reparación de la cubierta en la Iglesia de la Asunción de Navacarros; proyecto de adecuación de cubierta en la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios de Valdesangil; proyecto de Refuerzo y consolidación de Estructuras de elementos de cubierta en la Iglesia de Monte Mario de Béjar; proyecto de sustitución y reparación de cubierta en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Puente del Congosto; proyecto de Acondicionamiento de torre en la Iglesia de Nuestra Señora de la Purificación en Fuentes de Béjar; proyecto de adecuación de paramentos exteriores en la Iglesia de Nuestra Señora de la Misericordia de Valdelacasa y proyecto de Acondicionamiento de cubierta en la Iglesia de Santo Domingo de Guzmán en Peromingo.

En el caso de la Diputación de Badajoz, se trata de un convenio anual que hasta enero de este año tiene plazo para ejecutar el del año 2022. Es este caso, cada Institución aporta 30.000 euros y hay cuatro intervenciones proyectadas: el acondicionamiento de cubierta de la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría en Navalvillar de Pela; reforma y acondicionamiento de cubierta en Iglesia Parroquial de San Fulgencio de Los Guadalperales; reforma y acondicionamiento interior en la Iglesia Parroquial de San Isidro Labrador en Vegas Altas y reforma y acondicionamiento de cubierta en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Valdetorres (segunda fase).

Además, desde la diócesis se trabaja en la mejora y en el mantenimiento de otros templos que no están sujetos a estos u otros convenios con otras instituciones, en especial en templos pertenecientes a Cáceres, donde varias obras se están proyectando con la financiación de la propia Diócesis de Plasencia y la colaboración de las propias parroquias y de los fieles de las mismas.