La Guardia Civil ha detenido a un vecino de Badajoz acusado de cometer los delitos de usurpación de funciones públicas, coacciones y conducir tras perder la vigencia del permiso de conducción.

A esta persona también le constaba una orden de detención dictada por las autoridades judiciales vallisoletanas, según ha informado la Guardia Civil en una nota de prensa.

Fueron vecinos de Badajoz, Talavera la Real y usuarios del aeropuerto pacense, quienes pusieron en conocimiento a los agentes que un individuo se les había presentado como  Guardia Civil usando una placa policial e intentó amedrentarlos para favorecerse de diferentes situaciones laborales y económicas.

Anuncios
Anuncios

Ante las supuestas acciones delictivas, la Guardia Civil de Talavera la Real inició una investigación para tratar de identificar y localizar al supuesto autor de las coacciones.

Con la descripción y gestiones desarrolladas, se obtuvieron suficientes indicios para sospechar que el presunto autor de los hechos, un vecino de esta capital pacense, estaría usurpando las funciones públicas, al hacerse pasar por agente de la Guardia Civil, todo ello con el objetivo de coaccionar a terceras personas tal y como habría llevado a cabo en otras provincias.

Además, a esta persona se le buscaba por una orden de detención dictada por parte de los Juzgados de lo Penal de Valladolid, tal y como informan desde la Guardia Civil.

Ante las pruebas incriminatorias, hace sólo unos días fue localizado y detenido en Badajoz acusado de ser el presunto autor de los delitos de usurpación de funciones publicas, coacciones y conducir tras perder la vigencia del permiso de conducción, así como por la orden dictada por las autoridades judiciales vallisoletanas.

Las diligencias instruidas junto con el detenido son puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Badajoz, quien decretó su ingreso en prisión.

(En la foto, ropa que usaba el detenido para hacerse pasar por un agente de la Guardia Civil).