Agentes de la Policía Nacional y de la  Guardia Civil, Policía Local y personal de Seguridad Privada avanzan en su conocimiento sobre  ciberdelitos, y el panorama actual de la delincuencia económica (fraude digital).

Además, siguen trabajando para hacer más eficaces los procedimientos de colaboración entre entidades bancarias y las unidades de policía judicial encargadas de la investigación de estos hechos.

Los fraudes bancarios más comunes son el “phishing” (simulan ser un servicio web conocido por el usuario para engañarle y solicitarle contraseñas, datos personales o bancarios, para cometer estafas) y el “carding” (uso fraudulento de numeraciones válidas de tarjetas bancarias para efectuar compras por internet en comercios virtuales), y para evitarlos, desde la Policía Nacional se aportan consejos a los ciudadanos para evitar este tipo de hechos delictivos.

Anuncios
Anuncios

Lo importante siempre es no responder correos electrónicos o mensajes que se reciban sin esperarlos y que soliciten datos personales o bancarios.

Los expertos recuerdan que ninguna entidad, empresa o servicio con buena reputación solicitará datos de acceso a sus cuentas online u otros datos relacionados con el usuario bajo ninguna excusa a través de correo electrónico. Si se recibe algún mensaje en este sentido, hay que eliminarlo.

Insisten en que si el ciudadano recibe un mensaje de usuario desconocido o con contenido sospechoso, hay que ser cautos y no pinchar en el enlace que pueda contener.

Es aconsejable realizar una revisión periódica de nuestras cuentas a las que tengamos asociadas tarjetas bancarias. Los expertos también insisten en que es necesario anular las tarjetas bancarias en caso de pérdida o sustracción. Incluso, en caso de tener algún problema los ciudadanos pueden llamar al 091.